Vientos de cambio

Vientos de cambio

Resulta curioso, novedoso e incluso como si fuera otra institución deportiva la segunda despedida de un director técnico en menos de un año, infortunadamente, es el mismo equipo; nuestro equipo. Liga llegaba al final de la primera etapa con otro timonel al mando de la zona técnica. Un cambio que se veía venir, pero que en el transcurso de la semana pasada fue rápida y fugaz la salida de Álvaro Gutiérrez, quien es el segundo técnico en seis meses en salir del equipo; algo que no se lo veía desde el 2004, año en el que Jorge Fossati renunció para dirigir a la selección de Uruguay, y que, posterior a este evento la llegada de Daniel Carreño, que de igual manera abandonaría al equipo pero por malos resultados. Finalmente con la llegada de Oblitas se cerraron las contrataciones del DT en aquel año. Ahora, en pleno 2016, la llegada de un viejo conocido por la institución en su etapa como jugador (Álex Aguinaga) hoy como director técnico, marca otro momento en el equipo, nuevos aires y una nueva forma de juego que la fanaticada merengue esperará ver. A pesar de no haber estado en zona técnica el domingo, ya se lo cataloga al partido contra Delfín como el partido en el que inicia su periodo.

Liga saltaba a la cancha con Viteri en el arco; línea de 4 con Araujo y Arias de centrales y por las bandas con Reasco y Ayoví. En la media Aguinaga planteó a Intriago, Cevallos y Alemán dejando en la ofensiva a Guerrero, Bolaños y Angulo. La visita planteaba de la siguiente manera: Ortiz en el pórtico; línea defensiva con Silva, Saucedo, Caicedo e Ibarra; línea media con Caicedo, Sierra y Cangá; finalmente la ofensiva con Vidal, Barreiro y Márquez.  Los primeros minutos corrían en Casa Blanca, donde un equipo universitario salió brioso, aprovechando errores en la salida del cuadro manabita ocasionando  la primera acción clara al minuto 7 en la cual Bolaños envió el balón sobre el travesaño. Hasta los primeros diez minutos Liga fue la protagonista del partido, no obstante, Delfín empezó a tomarle el pulso al cuadro universitario generando algunas llegadas con susto en la portería de Viteri. Muchas de estas llegadas fueron gracias a pérdidas de balón en la zona defensiva y de medio campo específicamente. Por otra parte, el cuadro “cetáceo” empezó a manejar el balón a gusto rotando la pelota de un lado a otro. Hay que ser claros, el cuadro manabita pudo haberse ido con un marcador favorable de no ser por las intervenciones de Viteri en dos tiempos evitando remates de Jordan Sierra y de Ezequiel Vidal a jugada seguida. Además, el horizontal fue el salvador de Liga al minuto 39, donde un fortísimo remate de Flavio Caicedo por poco enardece a la hinchada alba.  Del lado universitario, la imagen del equipo de Gutiérrez permanecía intacta, un equipo que trataba de crear opciones sin ideas, al atropello ocasionando malestar en la hinchada por su poco accionar, que, aún así se dio modos de llegar al arco visitante con una interesante jugada de laboratorio desde un córner donde Cevallos envió la pelota sobre el horizontal en el minuto 36 o un tiro cruzado de Daniel Angulo que pasó cerca del arco al minuto 39.

Para el segundo tiempo Liga realizaría la primera sustitución forzada: Brahian Alemán fue reemplazado por Jairo Padilla debido a un fuerte choque contra un jugador de Delfín. Esto obligó a una modificación posicional adelantando a Cevallos y dejando a Jefferson Intriago como único 5. A raíz de este movimiento se lo vería a un José Francisco Cevallos más incisivo en el accionar del juego, quien a la postre fue el autor intelectual del gol al minuto 47 donde puso un gran pase a profundidad a Padilla quien cruzó el tiro para que Angulo se anticipe barriendo y de esta manera inaugurar el 1-0. Después del gol se observó a una Liga esperando al rival y que pretendía salir jugando rápido con Cevallos para que  abastezca tanto a Padilla, Guerrero o Angulo. La única acción a considerar es al minuto 87 donde un tiro del “chiqui” generó una intervención acertada del arquero Ortiz. A más de su nivel de juego, las razones por las cuales Liga no llegó con más opciones fueron el accionar de un Delfín que aprovechó los espacios que encontró especialmente en la zona media obligando a retroceder a un Cevallos quien no logra todavía adaptarse a ese puesto de doble 5. Además, otra de las razones por el buen accionar de Delfín fue la salida de un golpeado Intriago. Finalmente, estos motivos dieron lugar a que el cuadro “cetáceo” continuara llegando con cierto peligro al arco de Viteri especialmente en los minutos 66 con Barreiro quien no pudo rematar efectivamente y al 87 Vidal desaprovechando otra opción de igualar la serie.

En resumen, termina una etapa muy atípica para Liga con cambio de técnicos y sin un panorama claro de qué es lo que ocurrirá en la segunda etapa. Sin embargo, la tranquilidad, compromiso y optimismo en las declaraciones de Álex Darío dan a entender que el equipo buscará redimirse para pelear posiciones importantes. Paciencia, autoridad y trabajo serán las claves para empezar con pie derecho en estos 5 meses de campeonato que restan.

Fotografía: Josué Araujo

Deja tu comentario: