Siempre se puede estar peor.

Siempre se puede estar peor.

Pese al sentimiento de decepción presente en jugadores, cuerpo técnico, dirigentes e hinchas, pese a la sensación de que el año 2013 está perdido y, pese a que muchos quisieran que el presente campeonato termine lo mas pronto posible, es nuestra obligación recordar que con 7 fechas (21 puntos) por delante, aún queda mucho camino por recorrer. Es verdad, debe ser con seguridad uno de los peores años, en la historia moderna, que se recuerde de LDU, al menos en los aspectos futbolístico y económico, sólo comparable con el año 2000, mismo que terminó con la debacle del descenso a la serie B a final de temporada.

Las circunstancias de aquel 2000 y éste 2013, aunque parecidas, coinciden principalmente en la ausencia de resultados positivos. Esta versión del patón Bauza suma hasta la fecha 7 partidos consecutivos sin salir vencedor en calidad de local, algo nunca antes registrado en la historia azucena (según registra en sus apuntes el estadígrafo Aurelio Dávila) y no suma de a 3 desde aquella victoria en Ambato ante Macará el pasado 15 de septiembre. En total, con dos triunfos en el segundo semestre, en Liga poco parece importar el mejoramiento demostrado por el equipo las recientes fechas. Y es que cuando los rivales no han dejado de sumar, la U no ha dejado de perder (empatar o perder viene siendo casi lo mismo desde que al vencedor se le otorgan 3 unidades).

Bauza insiste que ve mejoría con el pasar de los partidos y alega, fundamentalmente, falta de puntería de cara al arco contrario, como el responsable de los pobres resultados. El DT azucena está convencido de que el grupo terminará consolidándose tarde o temprano.  Es necesario recordar que Liga terminó en segundo puesto en la primera etapa pero, dado el sistema de campeonato esto no le significó premio alguno.  Concluida la segunda etapa, y conocidos los finalistas (o campeón si Emelec repite el primer puesto), se repartirán cupos para la Copa Libertadores y Copa Sudamericana 2014, de acuerdo al puntaje en el acumulado.  Es precisamente la tabla acumulada la que puede “salvar” un año para el olvido de los universitarios.

La U ha venido manteniendo, hasta la fecha pasada, la posibilidad de acceder al último cupo sudamericano, mismo que por el momento quedó en manos de Barcelona, que aventaja a los albos con dos goles de diferencia. Dadas las circunstancias económicas y deportivas, Liga no puede quedar apeada de un torneo internacional para el próximo año. Sería irresponsable caer en la tentación de “tirar la toalla” y dejar de pelear, todavía queda mucho en juego e incluso la Copa Libertadores no es un objetivo irreal, siempre y cuando los albos dejen atrás la racha negativa y empiecen a ganar. Se nos antoja la comparación con un naúfrago cansado de tanto nadar, renunciando a seguirlo haciendo y entregándose a la muerte, a tan sólo minutos de la playa y su salvación. No vamos a dejar de nadar. Nadie en el entorno de la U se va a dejar morir. Es verdad que estamos mal, pero estaremos peor si dejamos de luchar.

Según la tabla acumulada ( Emelec 75 + 28, Independiente 66 + 23, Catolica 62 + 4, D.Quito 60 + 11, Barcelona 56 + 8, LDU 56 + 6, Nacional 50 y 0, Cuenca 44 – 4, Manta 42 – 12, LDU Loja 35 – 8, D.Quevedo 33 – 24, Macara 25 – 32) y si los azules terminan nuevamente primeros, Liga está a 6 puntos (2 victorias) de conseguir el último cupo a la Copa Libertadores, aunque hoy por hoy disputa palmo a palmo con los amarillos el último espacio asignado para Ecuador en la Sudamericana 2014.  La tarea no se antoja fácil, pero desde ningún punto de vista imposible. La trillada frase de que el equipo necesita de su hinchada, hoy mas que nunca se vuelve realidad. Suficientes gradas vacías han “adornado” Casa Blanca este año, es nuestra hora de decir “presente”, que por la hinchada no falte. Liga nos necesita hoy.

Las que vienen, por demás está decirlo, son auténticas finales, las mismas que hay que afrontarlas unidos y con determinación. Hasta el 8 de diciembre, el camino de la U, en orden cronológico, incluye juegos en casa ante Loja, Quevedo, El Nacional y Cuenca, y de visita ante Manta, Barcelona y U.Católica.  7 fechas, 21 puntos. En realidad importa poco que siga mejorando el equipo sino se cambian por victorias las presentaciones merengues. Que no falte por los jugadores. Que no falte por la hinchada.

 

Vamos Liga todavía!!

Deja tu comentario: