“Nadie nos regaló nada”

“Nadie nos regaló nada”

Luis Zubeldía no pudo decirlo mejor: “no nos sobró nada”, frase que resume el logro alcanzado y que fue brillantemente complementada por el gran capitán albo: “nadie nos regaló nada”. Esta final se la consiguió con esfuerzo, sacrificio, compromiso, corazón, entrega.

Liga puede no jugar “bien” (habría que definir que significa jugar bien, algo tan sutil y subjetivo), pero ha sido altamente efectivo y regular, habiendo perdido un solo partido de los 22 jugados y recibiendo apenas 10 tantos, sumando 47 puntos. 47 puntos! Gran campaña.

¿Lo que viene? Bueno, puede parecer trillado pero hay que seguir trabajando, ahora sí con la tranquilidad que da el haber asegurado el cupo para los últimos dos partidos del año. Habíamos dicho que el semestre que viene es muy duro y hay que aprovecharlo para consolidar al equipo de cara a la Copa Sudamericana y a las finales de diciembre.

¿Refuerzos? La dirigencia ha dicho que sí, el técnico ha dicho que sí, pero siempre que se cumplan dos condiciones: primero que sea un jugador que pueda integrarse a la familia, sí, familia, de Liga, es decir al juego, al camerino, incluso a la altura de la capital; y segundo, que entre dentro de las posibilidades económicas del club y marque diferencia en el juego. Condiciones totalmente acertadas a nuestro criterio.

A nosotros los hinchas, a disfrutar, hace cuatro años que no estamos instalados en una final y eso hay que celebrar; este año la hinchada ha estado prendida y ha acompañado al equipo, esa es nuestra misión, los jugadores hicieron lo suyo en la cancha, nosotros a seguir haciendo lo nuestro en las gradas.

Hay que reconocer también a la dirigencia, una vez más demuestran que la paciencia y el respeto a los procesos, toda una institución en Liga, dan sus frutos tarde o temprano; y de manera especial al técnico Luis Zubeldía, principal gestor dentro y fuera de la cancha de este triunfo, felicitaciones y gracias por esta nueva alegría!

Deja tu comentario: