Liga ganó pero no le alcanzó

Liga ganó pero no le alcanzó

La empresa era complicada desde el momento en que River Plate marcó el segundo gol en Buenos Aires. Sin embargo LIGA y su entorno se habían enfocado en dar la vuelta el resultado en Casa Blanca para superar los 8vos de final de la Copa Sudamericana.

Habría que decir que estuvo muy cerca de lograr el objetivo, si bien en el primer tiempo los dirigidos por Luis Francisco Zubeldía hicieron un trabajo de desgaste que para la hinchada lució como lento y sin ideas claras, en el segundo tiempo se pudo observar al equipo que se quiere ver en el gramado, con actitud, hambre, velocidad y compromiso.

LIGA jugó con el objetivo puesto de demostrar que podía superar a un complicado River, que desde el primer minuto vino a “quemar tiempo” con la complicidad del juez colombiano Roldán. En el transcurso del partido tuvo varias, muchas oportunidades de gol, esta vez se puede decir que jugó más la “mala suerte”, en lugar de la “mala puntería” que se decía anteriormente. Al descanso LIGA pudo irse con un gol de ventaja, una de las más claras,  una media chilena de José Francisco Cevallos que encontró a Barovero y no pudo ingresar al arco.

Para la segunda etapa del partido, Zubeldía mueve las fichas, dentro y fuera del campo, ordena el ingreso de Cavallaro en reemplazo de Intriago, con lo que retrocede a Cevallos para que juegue adelante Juan Ignacio. A los pocos minutos ingresa Narciso Mina (por Matamoros, que venía actuando bien), el goleador que, desde el medio campo ingresó al área, recibió un centro por derecha y marcó el gol que ilusionaba a todos los presentes.

Con el envión anímico, LIGA era una tromba, el juez colombiano sanciona un penal sobre Alvez, al que él mismo va a ejecutarlo. Dispara fuerte a la derecha, pero el balón salió del campo. Clara y lamentablemente se vió, se sintió el bajón anímico, quizá transmitido desde las gradas, quizá desde Alvez, ya que luego de eso, LIGA no pudo marcar más goles. No obstante creó situaciones y, apelando a la suerte, se podría decir que hoy no acompañó al equipo blanco, ya que estrelló dos pelotas en los postes (Cevallos de cabeza y un tiro libre de Morales), creó peligro sobre el arco de River en los pies de Alvez y Mina, no pudo tampoco de larga distancia con Matamoros, Cangá ni Cevallos. Hoy no estaba para entrar el balón en favor de la U.

En fin, sin más lamento, el objetivo se mantiene, siempre fue, así lo manifestaron antes varias veces, el torneo local, al que LIGA vuelve fuerte, y si no existen contratiempos, debería obtenerlo sin mayor dificultades, ya falta el último tramo, el último envión. Que así sea, los jugadores y el cuerpo técnico han demostrado que están para lograrlo. La hinchada deberá demostrar también que el apoyo se mantiene y que al final del año la convicción es festejar un título, esquivo desde hace 5 años. Este 2015 puede ser…

2 Comentarios

  • Excelente comentario, que esto no haga que la hinchada deje de ir al estadio, Liga debe tratar de ser el primer campéon del torneo en forma directa, sin final. Ese es el objetivo. El próximo año, ¡VOLVEREMOS! Y pelearemos la Libertadores, seguramente, ya que este equipo seguirá creciendo.

  • Armando Rentería

    Oct 1, 2015 - Responde

    Sólo Liga puede darse el lujo de desperdiciar oportunidades de oro no sólo para ganar partidos sinó prestigio, dinero y posicionamiento en el ranking sudamericano; según su ubicación será posicionado en los grupos y así no va apoder ser cabeza de grupo. Cómo se extraña a los caudillos que tuvo Liga que con una puteada ponían orden y disponían lo que se debía hacer dentro de la cancha; no me habría extrañado que hasta se hubieran peleado con Alvez por su tosudez.

Deja tu comentario: