La Liga Sudamericana de Clubes

La Liga Sudamericana de Clubes

La Copa Libertadores 2016 está trayendo varias sorpresas: primero, la cesación del contrato con Datisa por parte de Conmebol (Full Play), la contratación directa de los derechos televisivos con Fox Sports Latinoamérica (no se conoce aún el monto exacto del contrato, pero se especula entre 100 y 130 millones de dólares), la salida por corrupción de las figuras más emblemáticas del organismo (Leoz, Figueredo y Napout, los principales), la muerte de Julio Grondona, y otros hechos más, que han dejado a la Confederación Sudamericana de Fútbol casi acéfala, y sin ningún poder práctico (más allá de organizar los torneos continentales).

En este escenario, varios clubes de fútbol del Cono Sur, participantes en esta edición de la Copa Libertadores, proponen una reunión de todos los clubes clasificados, con el objetivo de pedirle cuentas a Conmebol, ya que la primera sorpresa que los mismos tuvieron fue el aumento no solicitado de los derechos de televisión para todos los participantes (de 150.000 dólares pagados por cada partido de local en primera fase, pasaron a 300.000) con el agravante de que el contrato con Datisa prácticamente tenía los mismos valores que aquellos negociados con Fox Sports.

Esto llevó a dos preguntas de los clubes: ¿porqué se habían pagado tan bajos los derechos de televisión en la edición pasada? y ¿quién se llevó todo el dinero restante?. Preguntas que en otros tiempos, con dirigentes que extorsionaban a los clubes (Figueredo fue claro en decirlo) nunca se hubieran hecho, al menos no en público.

Así, el 11 de enero de 2016, reunidos en Montevideo, Uruguay, 15 clubes del continente (Peñarol, Nacional y River Plate (U); Boca Juniors, San Lorenzo, Racing y River Plate (A); Universidad de Chile, Colo Colo y Universidad Católica (CH); Olimpia y Cerro Porteño (PA); Liga Deportiva Universitaria de Quito (E) y Sporting Cristal y Club Melgar (PE)), decidieron fundar la Liga Sudamericana de Clubes, con el objetivo de luchar por los derechos económicos y deportivos de los hasta entonces relegados protagonistas del torneo. Sus primeras acciones fueron formar comisiones y exigir a Conmebol transparencia absoluta en el contrato celebrado, así como un representante con derecho a voz y voto en el Consejo Directo de la Confederación

Ante estas declaraciones (algunos dirigentes tal vez dejarían escapar una lágrima), Conmebol decide doblar los valores de derechos televisivos para los clubes participantes en fase de grupos (de 300.000 dólares subieron a 600.000), ante lo cual, los clubes nuevamente se reunieron el miércoles 3 de febrero de 2016, con la participación de 39 clubes (la idea germinó perfectamente), y entre los cuales se encontraban Liga, Barcelona y Emelec por Ecuador. La Liga decidió rechazar la oferta de Conmebol y exigir que al menos fuesen 750.000 dólares por partido (se hablaba en la mañana de 900.000, pero fueron más cautos al final). Con la fase de grupos a la vuelta de la esquina, y la amenaza velada de paralizar el torneo, falta conocer la respuesta de Conmebol.

Cabe resaltar la actitud decidida de Liga en la participación, desde el principio, en la Liga Sudamericana de Clubes, primero con la participación de Diego Castro como representante, y luego con Esteban Paz, y conformando de inicio la Comisión de Auditoría y Control de la Liga. El equipo, en Ecuador, siempre ha luchado por la transparencia en el deporte que a todos gusta y ha llevado esta representación al ámbito sudamericano. Destacable que Liga pueda obtener USD 2.250.000 en la fase de grupos, y así asegurar un ingreso bastante importante para el club (de darse el reclamo de los clubes, caso contrario recibiría 1.800.000). Las cifras parecen gigantes pero, ante las declaraciones de Rodrigo Paz (el déficit de Liga al iniciar el año, es de 1.500.000 dólares), quedan cortas, y por ende es cuando los hinchas más deben aportar, tanto en aliento, como en asistencia, para apoyar este pedido y reclamo del equipo ante una institución que no se ha manejado con toda la transparencia del caso. Bien por Liga, representando dignamente al fútbol ecuatoriano.

Deja tu comentario: