El reto de iniciar la Libertadores del retorno

El reto de iniciar la Libertadores del retorno

Es momento de volver después de tres años al torneo continental más importante de América. Esa Copa Libertadores que Liga ya la levantó en el 2008 y que, hoy por hoy, es un nuevo anhelo para el equipo, sus dirigentes e hinchas.

Torneo que ha sido esquivo para la U por una serie de cuestiones en los últimos años: procesos fallidos, equivocaciones, malos planteamientos, contrataciones erróneas y hasta cierta carencia de la propia cantera alba. Hoy la cuestión es diferente después de tres años de ausencia en este torneo, el tema al parecer va cambiando y ese difícil recambio que buscó Liga toma forma.

Se dice que “va tomando forma” porque, bien o mal, la U consiguió el subcampeonato del año pasado y más allá del sabor amargo de perder la final y ver a un equipo que no sea Liga dando la vuelta en Casa Blanca, el equipo retornó a sitios protagónicos.

Hoy por hoy, da la impresión de que el ambiente no es el mejor para iniciar la Copa Libertadores, pues Liga, con su equipo lleno de nuevos rostros que prometen, cayó en la primera fecha del Campeonato Local ante el Delfín, que recién ascendió este año, en condición de visitante y perdió un partido al que llegó con el membrete de favorito.

No solo esa derrota influye en el hecho de que el ambiente no sea el mejor para iniciar el torneo continental; para suerte de Liga, los rivales de la segunda y tercera fecha del campeonato decidieron postergar sus duelos contra la U. Primero, Independiente postergó el partido contra Liga del domingo pasado, en el marco de la segunda fecha, por su participación en Libertadores también. Ahora para la tercera fecha, Emelec decide hacer lo mismo, ya que el jueves enfrenta a Pumas en Copa.

Los males no terminan ahí: para este próximo fin de semana el calendario indica que Liga debe recibir a River Ecuador en la Casa Blanca. Pues bien, este encuentro no se jugará tampoco ante la negativa del cuadro guayaquileño de jugar el sábado, pues hay fecha también este miércoles, y los rojos enfrentan a Barcelona. Y dentro de su derecho porque tienen voz para decidir cuando jugar al igual que Liga, no están de acuerdo y quieren que el partido sea domingo. Liga tendría menos de 48 horas de recuperación para el debut copero, entonces el tema no es conveniente.

Ante estas dos semanas de para “oficial”, porque la U no va a jugar partidos oficiales, la opción ha sido organizar amistosos. El sábado el equipo de Liga venció 3-1 a Espoli (Serie B), en Ponciano y esta semana agendó otro partido ante Clan Juvenil, también de la B. Evidentemente, no es lo mismo un amistoso a un partido oficial, en donde se pelea algo.

Con dos semanas de para, sin partidos oficiales, la derrota con Delfín encima, y la novela que armaron por la salida de Álvez (declaraciones de Araujo, Borghi y Esteban Paz), y aparte de todo el hecho de no poder contar con Daniel Angulo para este torneo internacional, Liga enfrentará su primer partido de Libertadores el martes de la siguiente semana ante San Lorenzo de Almagro, rival al que la U superó en los cuartos de final de la Libertadores 2008, hoy con realidades distintas.

Los auténticos que van a volver a Boedo vienen muy motivados para este partido, tras haber ganado la Copa Argentina, goleando a Boca 4-0, y pisando fuerte en el inicio del torneo argentino, con un equipo que promete, encabezado por Barrientos, Belluschi, Blandi, Cerutti, entre otros.

Entonces, con todo lo mencionado previamente, ¿llegará Liga en las mejores condiciones para este partido? Es la pregunta que flota en la mente de muchos liguistas en este momento. En todo caso, el equipo necesita ahora del aliento y  la hinchada no puede faltar el próximo martes. Este es el ansiado retorno a un torneo en el que Liga derramó gloria en la década pasada y parte de esta. Es el momento de dejar de lado cualquier inconveniente previo e iniciar este nuevo camino con autoridad.

Deja tu comentario: