El problema de ser hincha de Liga

El problema de ser hincha de Liga

Nos acostumbramos a ganar mucho, muy pronto. Nos acostumbramos a ver un equipo que jugaba como reloj, que pasaba al ataque con los ojos cerrados, que jugaba de memoria y ganaba de memoria. Nos acostumbramos a ver un equipo que luchaba contra Federación, horarios, dirigencia, cansancio y aeropuertos para ganar. Muy pronto, demasiado.

Por eso hoy cualquier cosa sabe a muy poco aunque realmente sea mucho. Ser hincha de esta Liga es un problema cuando falta tiempo (que realmente sobra cuando el año y los torneos acaban de empezar). Un problema cuando llega un técnico que más que parar un equipo, le imprime su estilo. Y ojo que eso lleva tiempo, el tiempo que le tomó a Bauza por ejemplo, después de tener que salir en patrullero porque la furia ciega de un sector de la hinchada lo ponía en peligro.

Es un problema cuando, como hinchas, nos aferramos a triunfos que nos llenan de gloria pero que nos han quitado la perspectiva, la claridad y la paciencia. Sobre todo un problema porque creemos que un equipo como Liga en un fútbol como el ecuatoriano debió permanecer imbatible, imparable, inmutable al tiempo, al desgaste, a los ciclos y a la crisis.

Es un problema cuando desconocemos las complejidades que implica administrar un equipo en un fútbol, en un mercado inflado como el ecuatoriano. Cuando desconocemos que el club se endeudó con cifras que yo ni siquiera puedo imaginar, para tratar de seguir peleando con los que ahora, de tanta deuda, juegan más en el Comité Ejecutivo que en la cancha.

Ser hincha de un equipo que logró tanto en tan poco tiempo no es sencillo, sobre todo porque a ratos queda la sensación de que nos hemos vuelto más hinchas de la historia, que es rica pero que ya pasó, que de lo cotidiano. Y eso quita la calma, aumenta la ansiedad y le imprime una presión innecesaria a un equipo cuyas apuestas deberían ser aún bajas, mientras todo vuelve a su equilibrio.

 

1 Comentario

  • Christian Galarza

    Mar 4, 2016 - Responde

    Muy de acuerdo. Calma compañeros. Yo espere 14 años para verle a Liga campeón en el 90 y, eso no es poco. Luego fueron desde el 98, 12 años de gloria sin parar, pero incluso descendimos 1 año. Apoyemos a nuestro equipo porque los verdaderos hinchas de Liga tenemos que ayudar al equipo y a la Institución a pelear no sólo contra los equipos contrarios sino también contra un dirigencia corrupta como la que se está evidenciando en la FEF y contra una prensa con camiseta, una prensa amargada y regionalista e incluso contra equipos con presupuestos apoyados por Entes Bancarios Públicos.
    Calma compañeros, es solo cuestión de tiempo.

Deja tu comentario: