El concepto de novelero

El concepto de novelero

Mucho se habla (y se abusa) del término novelero a propósito de una conversación reciente, sobre todo cuando se trata de un hincha de un equipo de fútbol, y para el caso particular, de Liga de Quito.

Los hinchas de barra brava dirán que ser novelero es no ir al estadio, no estar saltando y gritando durante tu estadía en el mismo, inclusive no seguir conductas agresivas propias de ellos.

El hincha “viejo” dirá que ser novelero es ser joven, ir a saltar todo el tiempo sin saber porque, o a veces, ni siquiera saber cuál partido se está jugando.

La realidad es diferente, ser novelero es simplemente ser atraído por una tendencia particular, sin discernir si la misma sea buena o mala, sino simplemente porque está de moda, o porque la sigue un grupo, o la mayoría en particular.

Es difícil no traer este tema a colación, sin haber revisado el último post de comentarios en cyberalbos.com, y revisar que para todos los que opinaron, los goles más importantes de la historia de Liga, solo están comprendidos en la época de la Copa Libertadores; no se resta importancia, obviamente, a esas opiniones, pero, eso es solo ver el presente (o pasado inmediato), y no entender la historia de Liga (y por ende, la pasión completa).

Desde un punto de vista particular, el gol más importante de la historia de Liga, es el tercero conseguido por Carlos Ernesto Berrueta, ante Barcelona, en el partido que definió el campeonato de 1990; muchos dirán ¿porque un gol simple, de un campeonato nacional nomás? La respuesta es también simple, pero para analizarla es necesario conocer la historia de Liga, algo que vale la pena recordar ahora mismo.

Liga, después del descenso de 1972, había conseguido el ascenso en 1973, y el primer bicampeonato nacional en 1974 y 1975, con una honrosa actuación de Copa Libertadores de 1976, llegando a semifinales. A partir de ese año (descontando el vicecampeonato de
1982), Liga no fue más que un equipo de media tabla, con cierto protagonismo en el fútbol quiteño, por los “Superclásicos”. El primer intento por obtener el campeonato nacional se hizo en 1988, al formar un equipo equilibrado y con excelentes jugadores; sin embargo, Carlos Sevilla -técnico de Macará en ese entonces- fue el verdugo que impidió esta conquista.

El año 1989 pasó sin pena ni gloria, lo mejor que se hizo ese año fue ganar a Aucas en el “Superclásico” con el marcador de 8-3. La novedad de los técnicos yugoslavos hizo que se trajera a Simo Vilic, y que ni siquiera terminase esa temporada.

1990 empezó de manera desastrosa, Liga, a la cuarta fecha estaba en el puesto 19, encaminándose al descenso, solo arriba del Deportivo Cotopaxi. No fue hasta la mitad (y un poco más) que Polo Carrera tomó al equipo, y clasifica de manera milagrosa a la segunda etapa (octogonal), goleando 4-0 al Filanbanco. El primer rival en el octogonal era Deportivo Quito que era vicecampeón por atraco descarado de 1989, y candidato a campeón 1990; en un giro de las cosas totalmente inesperado, Liga gana 5-1 ese primer partido, y todo fue cuesta abajo, clasificando al cuadrangular final de ese año junto con los otros 3 grandes del fútbol ecuatoriano.

A este punto se preguntarán: ¿bueno, porqué es tan importante este campeonato? La respuesta es, por varias razones: la primera, marcó el inicio de la Liga moderna, de dejar de lado el recuerdo del bicampeonato, para entrar en una etapa de consolidación de hinchada, a nivel de Quito; si miran el video, y cuentan más de 10 camisetas amarillas (excluidas las de los jugadores, por supuesto), se les dará un premio de Cyberalbos, y esa es la segunda razón, la hinchada; y, la tercera, es que a partir de ese momento el equipo empezó a jugar un rol de protagonista anual en el fútbol ecuatoriano, lo que hace decidir a Rodrigo Paz y su grupo dirigencial construir un estadio propio, cuna del primer título internacional para Ecuador: la Copa Libertadores conseguida en el 2008.

Por lo tanto, para este editorialista, ser novelero es pensar que Liga solo existe desde el 2008, o desde 1997, solo ver el éxito inmediato. Liga se construyó a base de alegrías y sufrimiento, a través de victorias épicas las mismas a veces pírricas; y derrotas fulminantes, que, a equipos de menos fuste, les costó años de ostracismo y hasta desapariciones (alguien se acuerda del Valdéz, o el Green Cross).

Ser novelero, es no saber que la grandeza se construye con el tiempo, y madura con el éxito y el fracaso

2 Comentarios

  • El Seb

    Jul 8, 2013 - Responde

    Gran post.
    Es importante conocer la historia de LIGA para querer más al equipo. Gran definición de novelero la del final

  • Carlos Oña

    Oct 27, 2013 - Responde

    que grande el albo

Deja tu comentario: