Borghi

Borghi

Entra raudo a la rueda de prensa, posterior a la Tarde Blanca. Empiezan las preguntas y demuestra por qué es un profesor, no solo entrenador. Se aprende los nombres de sus entrevistadores, produce el efecto de no saber para conducir las respuestas de los periodistas presentes en la Sala de Prensa “Blasco Moscoso Cuesta” del Estadio de Liga. Y se retira, habiendo cumplido su misión de explicar lo sucedido en el partido y cómo piensa plantear el equipo en el futuro, dejando a todos envueltos en un halo de simpatía.

Y es que Claudio Borghi no es un entrenador cualquiera. Dirigió a Colo Colo (tetracampeón), Argentinos Jrs. (campeón), Independiente, Boca Jrs. y Selección de Chile. Su recorrido es amplio, tanto como jugador cuanto como entrenador. Y eso suele producir un efecto: que aprendas todo lo posible de fútbol y lo sepas transmitir a tus jugadores. Y ver un entrenamiento es algo diferente, no le asusta ensuciarse ni es un técnico ausente. Conversa con todos, dirige cada mini-práctica y en cada momento corrige, para que la idea futbolística quede clara para todos.

Lo presentado en la Tarde Blanca aún es un chispazo del rendimiento final del equipo. La línea de tres presentada en defensa es un tanto arriesgada, ya que Romero es zurdo y tal vez se sintió incómodo en la posición aunque la defensa no tuvo mucho trabajo. Sincronizada, sin dejar que los jugadores de América de Cali puedan llegar a posiciones de peligro en el área de Liga.

La sorpresa fue el medio campo, presentando una línea de 4, con Quinteros, Hidalgo, Cevallos y Vega. Y sobre todo la disciplina táctica impuesta en la misma. Quinteros y Vega, siempre proyectados al ataque, mientras que Hidalgo y Cevallos manejaban todos los hilos del centro, recuperando balón y proyectándolo hacia adelante. Esta línea es fundamental para la idea de Borghi, hacer que Liga sea un equipo corto, de dos toques máximo, de jugar el balón a velocidad.

Y adelante, Alemán, Tenorio y Morales, siendo el primero el director de orquesta. Y es que Claudio no deja nada al azar. Morales, flaco, con garra y una velocidad que en sus dos años en Liga no se la había visto, peleando balones, presionando adelante. Tanto fue su esfuerzo, que en un centro perfecto de Alemán, pudo convertir el gol de la Tarde Blanca, sin despeinarse, pudiendo colocar el balón de cabeza. Tenorio, con un físico impresionante, siempre pisando el área, y retrocediendo cuando era necesario, para no volver largo al equipo.

El total es la suma de las partes, es un axioma matemático. El total del funcionamiento de Liga durante este partido es el total que se pretende imponer durante el resto del campeonato y lleva la impronta de Borghi, su funcionamiento dependerá de como los jugadores la sigan interpretando y plasmándola en el campo de juego. Se viene un año que será glorioso para Liga.

Deja tu comentario: