Una tal Sudamericana…

Una tal Sudamericana…

¿No se supone que esto era cosa de ponerse el uniforme negro y salir a recoger el trofeo de campeón? Solo unos pocos están destinados a la grandeza.

Deja tu comentario: