Un Barco Pirata se tomó el manso Guayas!

Un Barco Pirata se tomó el manso Guayas!

La batalla estaba fijada, el día y hora determinados.  El equipo más grande y ganador del Ecuador visitaba al canario. El campo de batalla estaba colmado con más de 50.000 rivales Liga presentó a sus 11 mejores guerreros contra los 12 canarios, 11 vestidos de amarillo y uno de “cuervo”….  A los pocos minutos parecía que se venía la noche, los canarios dieron rápido el primer golpe en un descuido del Albo, el Samurai se lesionaba, mientras que el cuervo cumplía cabalmente con su consigna expulsando, sin razón, al juvenil.

Pero, ni los canarios ni el cuervo contaban con la jerarquía, casta y experiencia de los guerreros Albos, quienes bajo las órdenes del Contralmirante Bauza rápidamente se rearmaron, pasaron a dominar la batalla y la “U” se convirtió en un auténtico BARCO PIRATA, magníficamente timoneado con EQUI- LIBRIO… y de su mano -o más bien de su cabeza y pie- salieron dos pinceladas que se plasmaron en auténticos bombazos del Pirata que empezaron a tomarse por asalto el manso Guayas…

El cuervo se volvía loco y desnudando su verdadero color no soportó lo que veía y buscó herir al Pirata luego de la primera conquista, lo hirió con un tarjetaso…… Sin embargo, el BARCO PIRATA empezó a navegar con más fuerza en las aguas Huancavilcas, el EQUI seguía al timón, con sus velas a pleno viento manejadas por los contramaestres Ambrosi y Reascos, con caudillos como Hidalgo y el Pato que luchaban sin cesar, y con una retaguardia magnífica.

Como en toda batalla épica, la victoria no sería fácil, cuando parecía que llegaba a su final, otra vez el canario despertó y volvió a marcar, pero nuevamente los guerreros Albos sacaron a relucir aquello que los hace diferentes, la experiencia y jerarquía de haber ganado mil batallas en aguas extranjeras, en donde los canarios siempre naufragaron, victorias que le han merecido las condecoraciones doradas que luce como 4 estrellas grabadas en su pecho…

Entonces, de repente, un hijo de la casa, el contramaestre Ambrosi agitó sus velas como nunca antes y le dio el golpe de gracia al canario… ya no había tiempo, la batalla terminó, el Albo triunfó.

Entonces, el 27 de Octubre quedará grabado como el día en la que la “U” conquistó al manso Guayas, y navegó glorioso en su BARCO PIRATA luchando contra viento, marea, rivales y cuervos…

Ahora, la gloriosa LDU busca surcar hacia aguas internacionales, buscando volver a conquistar Sudamérica…. Suerte muchachos…

Deja tu comentario: