Triunfo ajustado

Triunfo ajustado

El partido no fue como se esperó, el rendimiento del equipo mucho menos, salvo dos o tres excepciones, el arbitraje tal vez cuestionable, la visita manejando cancha y pelota, y los errores en defensa y portería que ya son costumbre del último tiempo en Liga , definieron a la primera final de la Recopa Sudamericana 2010.

Así, en el párrafo anterior podría resumirse todo el partido y no haría falta una crónica extensa o detallada, porque el juego no dio para más. La hinchada, sin duda alguna, se llevó el premio por el espectacular recibimiento que le dio al equipo de Liga Deportiva Universitaria; fue, porque no hay otra descripción, un espectacular show de fuegos de artificio y luces que alumbraron la noche quiteña, la  que se adornó a sí misma, con la Luna llena brillante en el firmamento.

Bastaron diecisiete minutos para ver tres goles; así, cuando se habían jugado apenas ocho, Cristian Lara desbordó por la banda izquierda, llegó al fondo, centró para que Barcos, con clase y de cabeza, mande la pelota al fondo del arco de Taborda que “ni la vio” por la rapidez y el anticipo de “El Pirata”. Fiesta encendida.

A los doce, Estudiantes empató a través de Marcos Rojo, quien aprovechó la desconcentración de los jugadores albos, en defensa, toda vez que Benítez cobró un tiro libre al centro del área, y Pérez desvió el balón, descolocando a todos.

Cinco más tarde, Hernán Barcos, con mucha más clase que en  la anotación inicial, cambió un error de la zaga de Estudiantes por gol, con soberbio izquierdazo que se coló por el ángulo inferior de la mano izquierda del arquero.

Si bien Liga jamás renunció a atacar, con el pasar de los minutos “El Pincha” se adueñó del partido, logrando que la U se vaya para atrás, de forma paulatina y además, concediendo demasiados tiros libres que generaron peligro. Claro, el árbitro Silvera “ayudó” para que eso ocurra sin que eso sea justificación. Al final del primer tiempo, Enzo Pérez tuvo una clarísima oportunidad de empatar luego de que Domínguez dio rebote, pero el balón terminó fuera de la cancha.

En la etapa complementaria las cosas no cambiaron, ni para propios ni para ajenos; tal vez para Estudiantes sí, porque el desajuste de la última línea de Liga y de Domínguez, casi pasan factura otra vez.

Es así que, al minuto sesenta, Calderón y “Dida” complicaron de forma terrible el marcador y el partido. Con esto, no significa que el arquero de Liga no tuvo buenas atajadas, de hecho las tuvo y muy acertadas, pero la sensación que flotó en Casa Blanca, es que terminó de perder toda la seguridad que ha mostrado en otros momentos.

Los cambios, en ambos equipos, tampoco generaron cambios en el desarrollo del partido, ni para quienes ya estaban en la cancha en ese momento ni quieres entraron después, porque Estudiantes era mejor que Liga en su desempeño, teniendo a Juan Sebastián Verón como el eje y responsable de su juego. “La Bruja” manejó la pelota, a su equipo, al partido en realidad y hasta, si se quiere, al arbitraje y la tribuna. Experiencia sin duda.

Al minuto sesenta y siete, Lara, el jugador del partido, tuvo el tres a uno que hubiera mejorado al partido y al resultado global, pero no pudo ante Taborda. Son cosas de fútbol.

En lo posterior, el equipo de Bauza perdió orden y claridad en su esquema, mientras que Estudiantes, sin apurarse, terminó de confirmar la superioridad en aplicación, porque además, los jugadores de Liga se llenaron de nervios, volviéndose imprecisos al momento de tocar la pelota.

Un gol de ventaja, varios días por delante hasta que llegue la otra final, y Emelec el fin de semana en Guayaquil en un partido igualmente complicado. La U deberá sacar un resultado positivo en el Puerto Principal para que su condición de puntero único en la Copa Credifé se mantenga y, de ahí, dedicarse a pensar en el viaje a Argentina y lo que eso significará.

Alineaciones:

Liga: 22 Domínguez, 6 Guagua, 2 N. Araujo, 14 Calderón, 13 Reasco, 15 W. Araujo, 8 Urrutia, 5 Ambrosi (21 Chila 80′), 10 Lara, (20 Luna 85′) 19 Salgueiro (7 Bolaños 64′), 16 Barcos.

Estudiantes: 12 Taborda, 14 Mercado, 3 Roncaglia, 17 Fernández, 16 Re, 6 Rojo, 7 Pérez, 22 Braña, 11 Verón, 23 Benítez (5 Sánchez 80′) (13 Hoyos 90′), 20 González (21 Ausqui 66′).

 

Deja tu comentario: