Tres puntos importantes

Tres puntos importantes

El mensaje sigue siendo el mismo: paso a paso y no irse al extremo negativo ni tampoco al híper positivo. Lo cierto es que luego de la derrota del miércoles en Casa Blanca, a Liga “le tocaba” ir a ganar en Ambato y recuperar los puntos para seguir en la lucha por los diferentes objetivos que aún siguen en juego por el campeonato.

¡Y lo hizo! El equipo de Bauza salió triunfante del Estadio Bellavista con el marcador de dos goles a cero ante los dirigidos por Bustos que, si bien empezaron bien, fueron de más a menos durante el desarrollo de cada tiempo. Liga por su parte, casi abrió el marcador a pocos segundos de iniciado el partido a través de Nahuelpán pero Mora lo impidió con buena atajada. En la réplica, en diferentes minutos, Baldeón de larga distancia, y Pirchio de cabeza buscaron marcar la diferencia para el equipo Ambateño.

Ambos equipos durante gran parte del primer tiempo, cumplidos los ya famosos primeros quince minutos, cayeron en un profundo bache de juego prácticamente hasta el final del primer tiempo. No hubo quiénes puedan generar ese toque diferente, o al menos crear fútbol, lo que derivó en pelotazos sin sentido que fueron despejados por las respectivas líneas defensivas, quedando la sensación de que se jugaba entre dos paredes. Como consideración, la marca en medio campo era fuerte, entonces las claras opciones de convertir casi desaparecieron; y, aún de esa forma, Liga estuvo más cerca de ponerse en ventaja.

El condimento, por supuesto, se dio con la lesión de Norberto Araujo por contractura a diez minutos del final del primer tiempo. Ante esto, fue reemplazado por Patricio Urrutia, quien ocupó su puesto habitual en medio campo y Ulises De La Cruz bajó al puesto dejado por el capitán albo. Fernando Hidalgo fue quien entonces se abrió a jugar por derecha. Lógico ante los jugadores que El Patón tenía en cancha y en el banco.

En el fútbol contemporáneo, el tener oportunidades claras de gol y no concretarlas normalmente se convierte en una factura carísima por pagar ya que, quien se salvó de recibirlos, es el equipo que se vuelve fuerte en la cancha de acuerdo a los momentos que el partido tiene en su desarrollo. Macará tuvo esas ocasiones recién iniciado el segundo tiempo pero no pudo hacerlas efectivas: en la primera no llegó Segovia al doble cabezazo, luego del de Cortéz ante tiro de esquina cobrado por Guerra; y, la segunda, Pirchio de cabeza y sin marca mandó el balón afuera de la cancha.

Para esto, ya Nahuelpán por su lucha “contra el mundo” había destacado desde la etapa inicial, y Pablo Vitti es el nombre que más empezó a repetirse en lo restante del segundo tiempo. Fiel copia de los primeros cuarenta y cinco, pero con Liga Deportiva Universitaria con otra propuesta. Al minuto sesenta y ocho los dos se juntaron y El Loco dijo presente para adelantar a LDU en el marcador, con buena definición anticipándose a su marcador y a Cristian Mora.

Alexander Domínguez apareció para lograr la tapada diferente del partido, lo que le dio más fortaleza al equipo Universitario, como es obvio y normal porque se traduce en seguridad y confianza para el resto de sus compañeros, y ansiedad para el rival. Prácticamente sobre la línea de meta, Dida se quedó con la pelota ante un cabezazo de Omar Guerra que sin duda alguna tenía altísima probabilidad de ser gol, en un momento clave del partido cumplido el minuto setenta y cuatro. Eso marcó el partido, esta vez, a favor de Liga.

A diez minutos del final, Esterilla cometió falta sobre Nahuelpán. Inmejorable posición para Pablo Vitti quien, con calidad y también un toque de suerte (uno de los imponderables elementos del fútbol) ejecutó el tiro libre enviando el balón dentro del arco de El Conde Mora. La pelota se estrelló en el horizontal y mientras caía rebotó en la espalda del arquero para traducirse en la anotación. Dos a cero y partido sentenciado. La tercera estuvo cerca de cualquier forma.

¿Y entonces? Emelec en Casa Blanca el viernes a las 19:30 es la siguiente estación en este caminar. La apuesta sigue estando.

Alineaciones:

Macará: 12 Mora, 6 Esterilla, 15 Luis Carlos, 3 Segovia, 52 Ayala (2 Chango 72’), 20 Martínez, 23 Cortéz (8 Bone 76’) ,14 Baldeón (13 Rodríguez 70’), 11 Guerra, 7 Quinteros, 28 Pirchio.

Liga: 22 Domínguez, 12 Corozo, 2 Araujo (8  Urrutia 35’), 23 Bone, 14 Calderón, 17 Echeverría, 4 De La Cruz, 18Hidalgo, 19 Vitti, 55 Cevallos (24 Pabón 72’), 37 Nahuelpán.