Sí, una vez más

Sí, una vez más

Liga les sigue tomando el pulso a los equipos argentinos en los torneos internacionales. Más allá de que esto es fútbol, en esencia un juego, y que por eso mismo se gana en unas veces así como se empata y se pierde en otras, esta noche a Liga Deportiva Universitaria le tocó una revancha pendiente en el Estadio Libertadores de América, donde se esfumó este mismo torneo el año pasado… y cumplió el objetivo.

La clave, sin duda alguna, estuvo en cómo se paró el equipo en la cancha. Sí, mucho espacio entre la línea de defensa y el tridente ofensivo González, Bolaños, Barcos, lo que de forma obligatoria se tradujo en que los zagueros y la volante tengan que multiplicarse para cubrir los espacios en cancha propia con objeto de evitar que el Club Atlético Independiente sea una avalancha. Habrá que sumar que el equipo de Díaz, en el noventa por ciento de las llegadas, priorizó el ataque por la banda de Diego Calderón, quien realmente no tuvo descanso.

Perdón por detenerme en la defensa, pero hay que reconocer que uno de los puntos más complicados de la U este año ha sido precisamente ese sector. Pues, esta noche, se vio una defensa sólida, fuerte, que no se complicó al momento de despejar la pelota y que mantuvo mucho orden, encabezada por un renovado Norberto Araujo que supo guiar a sus compañeros. Domínguez complementó de manera espectacular cuando fue exigido. La línea defensiva que se esperaba ver antes, hoy apareció.

Sin discusión los hombres más peligrosos de Independiente fueron Núñez y Rodríguez. De sus pies salió el fútbol y los remates del equipo de Avellaneda pero se encontraron frente a un equipo que fue hasta su cancha a cosechar lo conseguido en Quito hace quince días.

Mejor hubiera sido irse al descanso en cero, pero en el único error de Liga en la primera etapa y con diez jugadores, porque Urrutia se encontraba fuera de la cancha siendo atendido, llegó al último minuto del primer tiempo cuando ante un mal despeje de Ezequiel González, Leonel Núñez recibió la pelota y la disparó, con la suerte de que ésta se desvió en Guagua, para colarse al arco de Alexander Domínguez. Liga mantuvo su ritmo de juego mientras que el local fue de más a menos – aún cuando siempre dominó – pero el gol lo despertó.

En la segunda etapa, había que esperar la frontera de los quince minutos para que el partido vuelva a cambiar…y cambió. Superado ese lapso de tiempo, mientras el equipo de Bauza crecía, se agrandaba, recuperaba más la pelota, la distribuía con mayor frencuencia buscando el arco de Assman, el “Rey de Copas” argentino caía en angustia, en desesperación, en la poca claridez de juego por la presión y la ansiedad de al menos anotar otro gol para ir a los penales. Eso a Liga Deportiva Universitaria le gustó, le dio respiro, tanto que Acosta – que había ingresado por González – y Barcos tuvieron dos jugadas, en el minuto setenta y dos de juego, para empatar el partido pero no lo consiguieron.

Tampoco hay que olvidarse de la atajada de Domínguez, dos minutos antes de las jugadas señaladas en el párrafo anterior, en la que supo recuperarse de haber brindado un rebote impidiéndole a De Federico aumentar la ventaja. Si me pregunta sobre si aquella fue la atajada diferente del partido, de manera categórica respondo en tono afirmativo. Fue en un momento clave del juego, y pesó.

Sobre el final, los jugadores locales, que se habían llenado de tarjetas, vieron como Godoy se fue expulsado por doble amarilla. El Chucho, y en este caso Bieler, se encargaron de que los rojos se pinten de amarillo en más de una vez. Experiencia, oficio, eso es lo que Liga supo tener al sur del Continente, sin duda alguna, como fruto de todo lo jugado y conseguido en el último tiempo. Eso, al igual que la atajada de Dida, significan diferencia.

Terminó así uno a cero, dos a uno en el global, favorable para Liga Deportiva Universitaria, que empieza a soñar más fuerte con la posibilidad de ganar un nuevo torneo internacional, que se sacó la espina de la Sudamericana del año pasado, que quiere recuperar el puesto número uno en el ranking sudamericano y entrar al top ten del global. Ahora se concentra ya para enfrentar a Liga de Loja, en Casa Blanca el día domingo, mientras se define el rival de cuartos de final, que saldrá entre Libertad de Paraguay y Sao Paulo de Brasil.

El día domingo, ante los lojanos, la hinchada deberá ir a acompañar al equipo en reconocimiento a este nuevo paso dado.

Alineaciones:

Independiente: Fabián Assmann; Julián Velázquez, Eduardo Tuzzio, Gabriel Milito y Adrián Argachá (Osmar Ferreyra); Fernando Godoy, Cristian Pellerano, Patricio Rodríguez y Matías Defederico (Brian Nieva); Leonel Núñez (Gino Clara) y Federico Parra.

Liga: Alexander Domínguez; Ulises De la Cruz, Jorge Guagua, Norberto Araujo y Diego Armando Calderón; Patricio Urrutia, Fernando Hidalgo, Néicer Reasco y Luis Bolaños (Claudio Bieler); Ezequiel González (Lucas Acosta); Hernán Barcos (Paúl Ambrosi).

1 Comentario

  • […] Sí, una vez más ¿Y Liga juega a?LIGA con paciencia goleó a TrujillanosGolazo de tres puntosEmpate no muy dulce, más bien salado.Cerveceros, de celebración en la Liga Nacional del béisbol americanoLIGA volvió a los entrenamientos en PomasquiBetis de Jefferson Montero cayó ante el Levante y se aleja del lideratoEspoli venció de dos ‘toletazos’ a El Nacional , en el clásico de las fuerzas del ordenAS Roma consiguió un triunfo ante el Atalanta en el calcio italianoLa jornada 12 del campeonato nacional inicia este viernes, Barcelona y Emelec juegan el sábado […]

Deja tu comentario: