Rescatamos un punto… perdimos dos?

Rescatamos un punto… perdimos dos?

El equipo de Edgardo Bauza viajó a la ciudad de Ibarra para enfrentar al Imbabura. La alineación de LIGA fue, como se conoció en los entrenamientos, de la siguiente manera:

Alexander Dominguez en el arco; Diego Calderón, Ulises de la Cruz y Jorge Guagua en la línea de 3; Paúl Ambrosi, William Araujo, Enrique Vera y Néicer Reasco como capitán, en la línea de volantes; Ezequiel González como enganche; José Francisco Cevallos y Carlos Ariel Luna en la delantera.

El partido inició con manejo de media cancha, dominio de balón por parte del cuadro albo, que para este compromiso vistió de negro, sin muchas ocasiones de gol. Las más claras del primer tiempo, en los pies de Enrique Vera gestados por Ezequiel González.

Para la anécdota quedará un tiro libre indirecto sancionado por el juez Carlos Vera, luego de una barrida de Enrique Vera, el balón fue para Dominguez, la detuvo con el pié y luego que lo “presionaron” la tomó con las manos. Estaba dentro del área chica. Se ejecutó el tiro libre que no lo supo aprovechar el Imbabura.

También, correcto por parte de Carlos Vera, fue expulsado Jorge Guagua en una acción sin trascendencia, en media cancha, cuando el defensor albo sacó el codo, impactó en un rival, y el balón estaba lejos. Correcta expulsión, que complica a Bauza por las lesiones de los otros zagueros centrales.

Para la segunda etapa, el Patón ordenó el ingreso de Fernando Hidalgo reemplazando a Francisco Cevallos Jr.

A los dos minutos se ejecutó un tiro libre para Imbabura, este sobrepasó la barrera y se desvió en el jugador Salazar para abrir el marcador a favor del cuadro local.

LIGA empézó a buscar la igualdad pero no lograba hilvanar jugadas de peligro. Llegaba constantemente pero sin mayor peligro y el tiempo corría. Bauza ordenó el ingreso de Walter Calderón buscando generar más peligro en la portería rival.

Minutos antes del final del partido, el Chino Luna recibió un balón dentro del área y disparó pero el portero la contuvo, el rebote cayó para el mismo Luna pero fue derribado marcándose el claro penal.

El Pato Urrutia, quien había ingresado poco antes, le pegó muy débil cuando se resbalaba. Bloqueó el portero y el rebote le quedó a Néicer Reasco que marcó el empate con el que se cerró el partido.

Deja tu comentario: