¿QUÉ TE ESTÁN HACIENDO, FÚTBOL?

¿QUÉ TE ESTÁN HACIENDO, FÚTBOL?

¿Cómo así que tengo que hacerle una finta a la piedra? ¿Desde cuándo tengo que enseñar a los más chicos cómo protegerse en caso de una pelea campal? ¿En qué momento dejé de decirles a mis primos más pequeños “Oye, mira cómo juega ese equipo” para pasar al “No debes sentirte orgulloso de que los de esa barra se estén golpeando con los otros. Eso no es fútbol”?

Del post de María Paz Mejía en HABAMANI, recomendado. Si queremos recordar la alegría no adulterada del fútbol; juguemos un fin de semana con la familia, en el parque; démonos cuenta que el fútbol es hermoso aun sin (de pronto más todavía) aquellos que se quieren llevar la competencia de la cancha a las gradas.