Pidiendo tiempo

Pidiendo tiempo

Durísimo partido sin duda alguna, complicado, trabado desde el inicio y con elementos claros y claves en su desarrollo, que lo fueron marcando hasta el último minuto.

Minuto siete en el reloj y Liga logró abrir el marcador, “con ayuda, pero ventaja al fin”. Ganchozo por izquierda (de Liga) recibió de Miller Bolaños, avanzó para realizar el envío del balón hacia el área, centrando para Barcos. La pelota no llegó a su destino, más sí al objetivo, porque “Sombrita” Hurtado voló con afán de despejar, pero en realidad introdujo la pelota en el arco de Banguera, quien había quedado desubicado.

A partir de ese momento el equipo de Bauza se hizo dueño de la pelota y de la cancha, a placer, dominando el partido; además, la defensa visitante se llenó de nervios luego del autogol, así Salgueiro le robó a Perlaza el balón, dribló y remató, logrando que Banguera se esfuerce para mandar al córner la esférica. La U empujaba y empujaba en serio. Cumpliéndose los veinte de tiempo corrido, Barcos recibe el balón de saque lateral, en tres cuartos de cancha, media vuelta y la mandó a guardar desde esa distancia. Golazo traducido en dos a cero en el marcador, con carnaval en las gradas y delirio de la hinchada local.

Dada la circunstancia, el partido cayó en hueco de aproximadamente diez minutos, en el que, podría decirse, fue de absoluto medio campo, pero con Liga manteniendo su ventaja. Liga Deportiva Universitaria no supo aprovechar el dominio que ejerció y desde allí empezó a cambiar el partido. En consecuencia, Llop envió a la cancha a Samudio, en lugar de Luis Miguel Garcés, quien había sido anulado. Para esto, Oyola y “Chucho” Bolaños, quienes también estuvieron asfixiados en marca, empezaron a aparecer.

El partido se partió a cinco minutos del final del primer tiempo, cuando, habiendo quedado jugado todo el equipo en un tiro libre en ataque, y tras rápido contragolpe de “Chucho” Bolaños, Ganchozo lo taló dentro del área. Carlos Vera cobró tiro penal y Samudio lo convirtió en gol, con gran categoría. Así, a las duchas.

Con mucho despliegue físico en la primera etapa, el segundo tiempo, en su transcurrir, le pasó factura al equipo del “Patón”. Si bien no renunció al ataque, con objeto de ampliar el marcador, poco a poco se fue quedando. Además, Liga sufrió un duro golpe con la expulsión de Bauza, y eso desestabilizó al plantel, sumándole que el arbitraje de Vera no fue de los mejores. De inicio Chila ingresó en lugar de Ganchozo, como viene siendo la costumbre, pero tampoco tuvo una noche iluminada.

El peso del partido, entonces, recayó sobre De La Cruz y Urrutia, así como en la defensa universitaria. Mientras eso ocurría, con Bolaños y Oyola más libres, Llop dispuso el ingreso de Palacios en lugar del juvenil Quiñónez al minuto sesenta y dos; uno más tarde, Bauza respondió con el ingreso de “Chino” Luna en lugar de Miller Bolaños, por lesión. Las cosas se equipararon.

Pese a aquello, el partido volvió a romperse al minuto sesenta y ocho, cuando la U otra vez mejor estaba. Barcos centró, Banguera voló sin llegar y con el arco vacío Luna llegó a cabecear, absolutamente sólo, sin nadie cerca, en una ocasión inmejorable, pero mandó la pelota afuera. Ahí es que Barcelona creció, Liga se fracturó y Carlos Ariel Luna se borró del partido, habiendo ingresado cinco minutos antes.

En lo posterior, hasta el final del partido, todo fue del equipo visitante que, de no ser por la acertada participación de Domínguez, así como de Guagua, Espínola y Norberto Araujo, quien sabe si otra hubiera sido la historia, dada la cantidad de errores que Liga cometía en esos momentos. El último cambio de Liga fue William Araujo en lugar de Salgueiro, dado que éste último estaba totalmente agotado. Tuvo un buen partido el uruguayo.

Tal era la tensión de propios y ajenos, que en un pasaje de esos veinte minutos finales, el estadio se mantenía en absoluto silencio, sólo con una parte de la Muerte Blanca cantando. Flotaba en el ambiente el empate que, al final, no sucedió. Se fue así el partido, con un nuevo triunfo de Liga sobre Barcelona en Casa Blanca. Alegría hubo, pero algo le está faltando a Liga y eso es, rematar el partido en momentos claves.

Se sabía que sería un semestre muy complicado…así mismo está ocurriendo.

Alineaciones:

Liga: 22 Domínguez, 2 N. Araujo, 23 Espínola, 6 Guagua, 4 De La Cruz, 8 Urrutia, 13 Reasco, 54 Ganchozo (21 Chila 46′), 7 Bolaños (20 Carlos Luna 63′), 19 Salgueiro (15 W. Araujo 75′), 16 Barcos.

Barcelona: 1 Bangüera, 21 De Jesús, 5 Perlaza, 4 Hurtado, 11 Nazareno, 8 Hidalgo, 51 Quiñónez (17 Palacios 62′), 18 Oyola, 13 Garcés (9 Samudio 34′), 10 Bolaños, 15 Noir.

[email protected]

http://twitter.com/jorgeramadan

http://twitter.com/cyberalbos

Deja tu comentario: