PA’ TOdos hay

PA’ TOdos hay

Los jugadores, en los días previos, dijeron que no era una revancha; sin embargo, por el marcador, por el momento, por el oscuro color del rival y por Urrutia, regresamos a ver hacia noviembre de 2010 a esa Sudamericana…y entonces sí lo fue.

Porque Liga hizo prevalecer la condición de local, a base de esfuerzo, de trabajo, contra un Independiente que el primer tiempo llegó a Quito a proponer, a jugar de igual a igual, con mucha táctica, siendo Mareque quien más salida le dio al equipo argentino.

Y no se cansó de encarar, más allá de que al minuto diez, Paul Ambrosi se reencontró con las redes luego de una larguísima sequía goleadora. Él mismo inicia la jugada prácticamente en el área de la U, despejando el balón, que llegó hacia Barcos; mientras tanto, corrió. “El Pirata”, cual pintor, se mandó un pincelazo de esos que también hacen que la memoria recuerde varios nombres que vistieron la camiseta universitaria. Recibió cual delantero el No.5, aprovechó un error de Gabarini con uno de sus defensas, cambiándolo por gol. Uno a cero.

Liga, como se caracteriza, buscó de todas formas el segundo gol, con objeto de poder aumentar la ventaja, tener tranquilidad y consolidad su dominio, pero el equipo de Mohamed no se relajó, mientras que Bauza en más de una ocasión pidió más velocidad a sus dirigidos. Parejo primer tiempo, con la pelota transitando mucho por el medio campo, sin que los equipos pierdan una pizca de concentración.

Y como de costumbre con Oscar Julián Ruiz, aunque hay que decir que pitó bastante bien, Enrique Vera jugaba con amarilla desde el minuto 25. Hablando de tarjetas, Gabarini fue pintado también dos minutos antes del gol de Liga, con lo que la visita hipotecó su posibilidad de quemar tiempo.

La etapa complementaria fue mejor para el Rey de Copas de Ecuador que para su homónimo argentino. El albo supo mantener más tiempo la pelota en su poder y eso le permitió jugar mejor a lo que le gusta, sin rifarla.

Cumplidos 52 minutos de tiempo corrido, como arquitectos, armaron la pared Bolaños, Barcos, Bolaños. Otra vez “El Pirata” colaborando con un pase genial para uno de sus compañeros. Así, Miller recibió la pelota y con un gran derechazo la mandó a guardar al ángulo inferior izquierdo del portero, quien volando, hizo más vistoso el gol.

La altura también hizo efecto en algunos de los rivales, pero no por eso dejaron de ser peligrosos. Ambos técnicos demostraron conocimiento sobre sus contrarios, y es por eso que “El Rojo”, jugando de azul, no renunció, pero Liga ya era mucho más y se sentía bien sobre el gramado del Estadio de Ponciano.

Cuando parecía que el deja vú se haría realidad, tal cual aquel noviembre, Miller Bolaños fue derribado casi al filo del área grande, recostado hacia la izquierda del semicírculo, en referencia al esquema de Liga. Varios se pararon tras la pelota; sin embargo, la decisión y la historia se juntaron una vez más, para escribir otro capítulo glorioso para Patricio Urrutia.

El No. 8 de la U, quien había ingresado al minuto 62, remató directo hacia el arco, por fuera de la barrera. Gabarini se lanzó, la topó pero no con el suficiente tino o destreza para impedir que “El Pato” siga sumando goles en la Copa Libertadores de América con la camiseta del Múltiple Campeón de América. Por eso al principio hablé de revancha, y de qué forma Pato!

Allí sí, con el tres a cero en el marcador, la U se mostró cauta en movimientos, lección aprendida, mientras que Independiente, pese a los cambios para potenciarlo, terminó por bajar los brazos y esperar que el partido termine. “Ole, ole, ole” desde las gradas el último minuto y medio de partido, con una hinchada que vivió su propio carnaval, víspera de la festividad del mismo nombre.

El grupo se igualó a tres puntos por equipo, en el que ninguno de los cuatro que lo conforman quiere dar su brazo a torcer. “Grupo de la muerte” se le dice, el mismo que la próxima semana vivirá un nuevo episodio: Peñarol vs Liga, y duelo de argentinos. La U en el Centenario, con la oportunidad de sumar puntos de visitante y ante otro rival de mucha historia…¡que así sea!

Alineaciones:

Liga: 22 Domínguez, 6 Guagua, 3 Calle, 14 D. Calderón, 13 Reasco, 20 Vera (15 W. Araujo 65′), 4 De la Cruz, 5 Ambrosi, 7 M. Bolaños, 11 González (8 Urrutia 62′), 16 Barcos (21 Luna 80′).

Independiente: 12 Gabarini, 24 Galeano, 25 Matheu, 24 Velásquez, 13 Vélez, 15 Godoy, 8 Fredes (7 Pellerano 71′), 3 Mareque, 19 Gracián (10 Rodríguez 61′), 14 Núñez, 17 Parra (11 Silvera 61′).

Deja tu comentario: