Noche Blanca

Noche Blanca

Me volvió el alma al cuerpo al ver jugar a la Gloriosa L.D.U. en la Noche Blanca. El señor de las empanadas de morocho me reconoció al comprar y saludamos, comentó que agradece el inicio del campeonato porque solo de sus ventas vive. Muchos de nosotros no hallábamos qué hacer en Enero y ahora al saber que las fechas se acercan rápidamente, todo vuelve a la normalidad. Ya me hacía falta el fútbol nacional.

Lamentablemente no les puedo decir quién fue el valiente joven que con su guitarra abrió la Noche Blanca porque como empezamos a alentar a la Liguita desde muy temprano, los coros de la hinchada opacaron su canto. Entiendo que el auspiciante es el auspiciante, pero al inicio pareció “Noche Diners”, en vez de Noche Blanca. Creo que es la primera vez que veo un castillo de juegos pirotécnicos para el auspiciante y no para el equipo.

Hago una mención especial para el minuto de silencio más hermoso que he visto por parte de la hinchada, un gesto de respeto y solidaridad por el fallecimiento del padre de nuestro “Patón”. El nuevo uniforme está chévere, todo lo que tenga una U en el corazón siempre me va a gustar.

En las gradas sentí como cuando se regresaba al colegio después de vacaciones. Comienzas a ver todas las caras conocidas, los que se han dejado crecer la barba, las que se han cambiado el color del cabello, los guaguas más grandes; pero todos como siempre, listos y ansiosos de ver al albo una vez más. Pareció una eternidad, pero recibirles por fin en la cancha a los Guerreros, ¡qué alegría del corazón!.

Dejaré los análisis del juego para mis colegas. Por mi parte, solo puedo decir que ganen, pierdan o empaten, es un lujo y un privilegio ver jugar al Rey de Copas.

Hago un voto personal de que mi presencia en el estadio será una obligación, y les pido a ustedes que hagan lo mismo. Ver cómo madura este equipo durante la temporada será muy emocionante e interesante. Un abrazo fuerte a la hinchada de la General Norte por su incondicional aliento.

¡Sigamos adelante! Todos somos Liga, cumplamos nuestro papel como hinchada y llenemos las gradas en cada partido.

¡No hay mejor fiesta que la fiesta del fútbol!

Deja tu comentario: