No puede ser coincidencia

No puede ser coincidencia

Al ritmo de salsa escuchamos esta frase, y no deja de sonarnos muy familiar. Es que todo lo que sucede alrededor del Rey de Copas ecuatoriano, es motivo de comparación con las cosas que día a día nos alegran la vida. El “famoso” portal de   estadísticas futboleras mundial, el IFFHS, acaba de publicar la lista de los “mejores” directores técnicos de la década.

No sorprende en lo absoluto, pero entre los “primeros” 100, del mundo, aparecen 3 entrenadores que pasaron (o, como en el caso del patón, están presentes) por las filas de Liga Deportiva Universitaria. Manuel Pelegrini en el puesto 38, Edgardo Bauza en el 67 y Jorge Fossati en la posición 92 adornan esta “famosa” lista. No queda duda de que los logros internacionales y locales conseguidos por los albos en estos primeros diez años del siglo XXI, tuvieron mucho que ver en la sumatoria de puntos que estos destacados directores técnicos consiguieron.

Aunque reconocemos los méritos de estos excelentes profesionales de la dirección técnica, es justo valorar el acierto de la gran dirigencia azucena, cuando de escoger entrenadores se trata. No puede ser coincidencia que el mejor equipo de la década, y de la historia, del fútbol ecuatoriano, y el mejor de las pasadas tres temporadas en el continente americano, haya sido dirigido por los mejores (que los devaluados dólares ecuatorianos pueden conseguir) DTs del continente.

Los éxitos y la grandeza de la U empiezan desde la cabeza, y que no le quede duda a nadie, esto va para largo. Mientras las copas siguen llenando las vitrinas del conjunto de la casona, quedamos murmurando.. “Liga tiene la magia de un instante de amor y su juego un toque de misterio… Cuando se prueba del fruto de campeón, cuando se aprende a ganar mas de una vez, no queda más remedio, que darle copas y títulos al mejor, y hacer de la Liguita lo más bello

Deja tu comentario: