Más sabe El Diablo

Más sabe El Diablo


Liga consiguió 4/6 puntos con aproximadamente trece y pico horas de diferencia, con equipos distintos, más allá de que Domínguez repitió desde el vamos. Más que confirmado en la final de la Copa Credifé 2010.

Y basta revisar la nómina de jugadores por lado y lado, titulares y suplentes para ver cómo se había planteado el panorama. La noche del lunes en la rueda de prensa (la misma que pudo revisar en este mismo espacio), Edgardo Bauza dijo: “armaremos el mejor equipo posible”…hizo lo que pudo.

No fue un buen partido, ni de Liga ni del Deportivo Quito, que, con su equipo titular y regular, tuvo opciones más claras de gol. De todas formas, la U lo envolvió en su juego lento, de tranquilidad, de buscar precisión, aunque en el último cuarto de cancha falló más de una vez, permitiéndole a la visita recuperar la pelota y salir a toda velocidad en busca del arco de Domínguez, sin ser efectivos tampoco.

A diez minutos del final del primer tiempo, Alexander Domínguez, en lo que parece ya es costumbre, cometió un error al salir a despejar un tiro libre cobrado por Saritama. Salió mal y el que aprovechó fue Carlos “Pelé” García para escribir el uno a cero para el equipo dirigido por Sevilla. Liga había aguantado hasta ese momento fatídico del portero.

Segundo tiempo, misma tónica, con los de Bauza manejando el estilo de topar la pelota, retenerla, tratar de no rifarla pero, asimismo, el error en el último toque se mantenía, dado el poco peso ofensivo de Liga con Estupiñán en delantera (en referencia a lo que se visto todo el año). Precisamente, al minuto sesenta, el nombrado jugador se ganó la tarjeta roja por una agresión a Luis Checa.

Liga Deportiva Universitaria, con el pasar de los minutos, le encontró forma a su juego pese a la inferioridad numérica, utilizando a Renán Calle como lanzador, desde el costado derecho, quien usó la banda de capitán en su brazo. Cada pelota que se convertía en saque de portería o que regresaba por parte de los albos a su cancha, terminaba en los pies de el defensa quien, enviaba el pelotazo a sus compañeros que no lograban detener la esférica.

Cuando todo parecía sentenciado, ya con la presencia de Guagua, Chila y Plata en la cancha, precisamente el 21 de la U fue derribado en el área. Cristian Lara, quien no estuvo en una buena mañana tomó la responsabilidad. Disparó al costado de la mano derecha de Ibarra quien voló sobre su izquierda. Uno a uno en el marcador, delirio en las gradas; además, el comentario inmediato en el tablón fue: “Con suplentes y uno menos”.

Además, hay que destacar que el estadio Casa Blanca estuvo prácticamente lleno. Generales y tribunas a reventar; palcos no tanto porque esos costaban y los dueños de suite que también acudieron. Horario atípico, habiendo jugado la noche anterior, y la gente respondió. Por cierto, dos detalles curiosos: 1) los cánticos retumbaron al unísono; y, 2) La luz se fue en el estadio, entonces, no hubo marcador electrónico y no se anunciaron los cambios por los parlantes, es así que los técnicos hacían señas al árbitro para que se den cuenta y detengan el partido.

Si Liga ante El Nacional se ganó el derecho de jugar la final, horas después lo confirmó. Se sigue apretando la agenda. Terminado el partido salieron rumbo a Buenos Aires.

Alineaciones:

Liga: 22 Domínguez, 3 Calle, 26 Corozo, 5 Ambrosi, 17 Gámez, 12 Espinoza (53 Plata 80′), 50 Martínez (21 Chila 65′), 28 Romo (6 Guagua 70′), 24 Valencia, 10 Lara, 18 Estupiñán.

Deportivo Quito: 12 Ibarra, 51 Velasco, 20 Checa, 3 Mina, 14 Aguirre, 10 Saritama, 35 Castillo, 19 Martínez (25 Escobar 85′) , 9 García, 27 Paredes, 11 González Vigil (5 Tenorio 66′).

Deja tu comentario: