“Mamita pega duro”…y oportuno

“Mamita pega duro”…y oportuno

Apareció, como de costumbre, para marcar esa clase de goles que se quedan en la memoria de la hinchada y, mucho más, en una noche tan especial como la de presentación del equipo 2011.

Y lo hizo en el último minuto del partido, tras gran jugada de José Francisco Cevallos Jr. con Fernando Hidalgo, siendo el último quien envió el centro para que el delantero mande a guardar la esférica en el arco del excelente portero Martínez. El grito contenido de la parcialidad, desbordado en la celebración, se conjugó con la emoción del ariete, quien, en más de una vez ha manifestado que “lo de Walter es trabajar duro, pelear el puesto y responder cuando se lo requiere”.

Además, dijo presente, en un partido en el que hubo marcadas diferencias entre el equipo que disputó la primera mitad versus el de la etapa complementaria, luego de una serie de cambios, como suele ocurrir en este tipo de encuentros de presentación.

Del primer equipo destacar, sin duda alguna, a Luis “Chucho” Bolaños quien, con el No. 10 en el dorsal, fue el mejor jugador de la cancha por parte de Liga Deportiva Universitaria, de manera especial cuando al ataque hay que referirse. No le pesó para nada la responsabilidad de conducir a la escuadra universitaria ante un Once Caldas que mostró importantes condiciones al momento de jugar fútbol.

Precisamente Bolaños consiguió un tiro penal, discutible, el mismo que fue desperdiciado por Hernán Barcos, siendo atajado su remate por parte de Luis Martínez, volando sobre su izquierda, abajo, lugar hacia donde la pelota había sido dirigida. Era el minuto treinta de tiempo corrido, con el “albo” jugando a toda velocidad, siempre buscando el arco “del Once”. Liga no terminó de asimilar el golpe, entonces el equipo colombiano creció mucho más, exigiendo a Domínguez quien cumplió de buena forma.

La segunda mitad, con varios cambios de lado y lado, generó que el partido disminuya en intensidad, al menos en el tema de Liga, puesto que la visita aceleró a más no poder. Premio a ello, Henao sirvió para Nicolta quien, con gran habilidad dejó a Daniel Viteri en el camino para poner en ventaja al “blanco blanco”, que utilizó su uniforme alterno en el Estadio de Ponciano.

Con esas condiciones, Liga buscó el empate, pero le seguía costando despertarse del penal del primer tiempo y el gol recibido a diez minutos de iniciado el segundo. Más allá del tema fútbol, la máxima ovación previa al gol, bajó de las gradas el momento en que José Francisco Cevallos padre, ingresó a la cancha para defender el arco de la U, así como para cumplir el sueño de jugar con su hijo un partido de fútbol. Momento emotivo a más no poder.

Sobre el final, como quedó de manifiesto, Walter Calderón empató el encuentro a un gol por bando, para cerrar el partido con el grito de goooooooooool de la hinchada que acudió, en gran número, al Estadio de LDU.

Es obvio que hay cosas que deben mejorar, pero por lo visto el primer tiempo, a la espera de ver cómo Edgardo Bauza lo planteará el fin de semana, es un equipo que al momento que encuentre la perfección en el juego, así como la sincronía necesaria, dará mucho de qué hablar.

Volvió Liga, volvió el fútbol. ¡Que ya sea fin de semana!

Alineaciones:

Liga: 22 Domínguez (25 Viteri 45′)(1 Cevallos 80′), 6 Guagua, 3 Caicedo (24 Valencia 45′), 14 D. Calderón, 13 Reasco, 20 Vera (18 Hidalgo 70′), 4 De La Cruz, 10 Bolaños (19 González 45′), 5 Ambrosi, 21 Luna (55 Cevalos 57′), 16 Barcos (9 W. Calderón 69′).

Once Caldas: 55 Martínez, 4 Calle (24 Palacios 84′), 5 Amaya, 3 Enríquez, 19 Ramírez, 16 Núñez (9 Jiménez 78′), 8 Henao, 35 Miravaje (24 Arango 57′), 7 Carbonero (32 Paján 72′), 17 Moreno (18 Pajoy 62′), 2 Nicolta (21 Mera 58′).

Deja tu comentario: