Madre, hoy te recuerdo más que n\U/nca

Madre, hoy te recuerdo más que n\U/nca

Silvia Pardo y Germania de Reasco

El pasado 9 de mayo, como previo al día de la madre, la familia alba contaba con un nuevo miembro, a más de los nuevos albos que nacen cada día en distintas partes del mundo; nació Diogo Reasco, el tercer hijo de Germania y Neicer Reasco. Quienes conformamos Cyberalbos, queremos felicitar a la familia y desear lo mejor para este pequeño bebé,  que vino a alegrar sus vidas y fue esperado con tanto amor.

Recuerdo que hace dos meses tuve la oportunidad de conocer a Germania de Reasco, una guapa y carismática mujer, que lucía contenta de su maternidad, y junto a ella, la elegante y dulce Silvia de Ambrossi. Ambas cuentan que muchas veces se convierten en las terapeutas, psicólogas, choferes, nutricionistas de sus esposos, y ante todo, sustento moral en la recuperación de lesiones. Entregan su incondicional fortaleza y amor para que el ¨Simpático¨ y Paúl saquen adelante sus apasionantes carreras; es por esto que ellas también se sienten ganadoras de la Libertadores, de las Recopas y la Sudamericana, ya que como familia, estos logros son un premio por su unión y lucha. Son esposas y madres que ahora se preocupan de terminar sus estudios, porque quieren emprender proyectos para solventar a su familia cuando sus esposos abandonen las canchas.

“Una madre es sinónimo de pureza, de sacrificio, de amor, de blancura, de pasión. Si suena a la U es pura coincidencia.” Bolívar Noroña.

Actualmente, ya no sufren tanto por cada partido de fútbol, como sucedía años atrás. Según ellas, una de las mejores cosas que les dio LIGA y creo que más de un hincha se identificará con esto es que de LIGA nacen grandes familias y maravillosas amistades.

Estas dos madres son así de amorosas y preocupadas como caracteriza a ese hermoso ser que nos da la vida. También recuerdan momentos tristes, como cuando Paúl no pudo estar junto a Silvia en el nacimiento de su hija porque él se encontraba en el Mundial de Alemania. Nos cuentan cómo se vive el día a mil por hora y muchas veces los tiempos en familia se hacen escasos. Por ello, al llegar diciembre y terminar la temporada, la familia arma maletas y se desconectan del mundo.

A ellas, a todas, a la tradicional madre, a la que aún te habla cuando no fuiste directo del estadio a casa, a la que te compra la camiseta, a la que sufre junto a ti cuando LIGA no jugó como esperabas, a esa madre alba o a esa madre que quizás no es hincha pero sí es alba.

A todas ellas, ¡Feliz día Mamá! Con todo el amor y la ternura que este blanco corazón te pueda regalar.