Liga utilizó todo su “Arsenal”

Liga utilizó todo su “Arsenal”

¿Por dónde empezar? Me pregunto en este momento para iniciar la crónica. Es que fue tan categórico el juego de Liga la tarde de hoy, con varias emociones, que cuesta ordenar las ideas y tratar de dejar de lado el sentimiento.

No empezó bien el partido para Liga, porque Arsenal de Sarandí se puso en ventaja a los cuatro minutos de iniciado el partido. Luciano Leguizamón recogió un rebote brindado por Diego Calderón, disparando de tan buena manera que José Francisco Cevallos sólo atinó a ver el ingreso del balón en su arco. Gol de mucha factura, inatajable. Sin embargo, Liga podía haberse puedo en ventaja apenas antes.

El gol no achicó a Liga Deportiva Universitaria, por el contrario, despertó al Campeón Ecuatoriano 2007 y eso significaría en lo posterior la debacle argentina y el crecimiento del equipo de Bauza. Bieler y Ambrosi pudieron poner la igualdad enseguida, sin embargo el remate de “Taca” de media vuelta se fue apenas desviado y Ambrosi, cuando recibió, no supo definir y se le adelantó el balón.

¿Cuándo no “San Patricio”? Sería el salvador de Liga una vez más, cuando al minuto quince, luego de un córner ejecutado por Bolaños, cabecea de tal manera que el balón rebota en Díaz y se mete en el arco defendido por Cuenca. Urrutia salió festejando el gol como suyo, aunque habrá que ver a quién lo adjudicó el árbitro Archundia. Todo como al principio en el marcador.

Y el show “Albo” empezó. Apenas cuatro minutos más tarde, diecinueve de juego, luego un foul sobre Bolaños, Damián “Piojo” Manso de tiro libre ejecutado con zurda, al puro estilo que lo hacía Alex Escobar, anota un verdadero golazo con el cobro magistral. El nuevo ídolo de LDU, un verdadero crack, ponía a vibrar la “Casa Blanca” y a la U en camino de clasificación.

Minuto veinte y nueve, otra vez Manso participando en la jugada, con un verdadero “pincelazo” habilita a “Chucho” Bolaños que, con definición de aquellos que saben hacerlo, pone el balón por bajo a la mano derecha del portero Cuenca. Otro gol de gran factura. La clasificación se aseguraba y el baile empezaba.

El viejo refrán dice que “Los días pasan volando”. Esta vez, Cristian Díaz, fue el que pasó volando en su intento de quitar el balón a Guerrón, lo cual fue imposible. Joffre alzó a ver, metió el centro para que, otra vez, “Chucho” Bolaños derrote a Mario Cuenca, dejándolo sin la más mínima opción. Cuatro a uno en el marcador, y minuto cuarenta y tres de juego. Así los equipos fueron al descanso.

La incertidumbre se planteaba en saber cómo saldría Liga a afrontar el segundo tiempo del partido, teniendo la clasificación asegurada y el partido definido. Debemos reconocer que Arsenal, sabía que necesitaba ganar y por eso no vino a guardarse a Quito, creó ocasiones, ya se había puesto en ventaja, pero con el cuatro a uno en contra, la recuperación sería tarea de titanes, lo cual por supuesto, no ocurrió. Liga siguió manejando el partido a su conveniencia, generando jugadas de gol, deleitando a la hinchada.

Cuando se cumplían sesenta y cuatro minutos, encontramos a Guerrón otra vez haciendo destrozos por derecha; desborda, envía el centro y Claudio “Taca” Bieler, se lanza “en palomita” para derrotar a Cuenca por quinta vez. La locura desbordaba, las gradas sentían la presencia de la hinchada, los jugadores cumpliendo con lo suyo.

Finalmente, el estadio entró en delirio, total euforia, con lágrimas en los ojos, cuando la leyenda viviente de Liga, en su debut en el 2008, anotó el golazo que significó la “cereza en el pastel”. Alfonso Obregón, con su número cinco en la espalda, recibió el balón, dribló a cuanto rival encontró en el camino, para sacar un potente disparo que otra vez dejó a Mario Cuenca sin opción. Será uno de esos goles inolvidables que jamás se borrarán de la memoria colectiva. El “eterno capitán” alzó los brazos, se abrazó con la gente, se dio la vuelta, y con sus pulgares señaló su número y su apellido en la camiseta. Todos los jugadores se acercaron a festejar con él. Alfonso, humilde, buscó en la banca y fue a festejar íntimamente con “Washo” Boada, otro eterno de LIGA. Tanta la locura, que el minuto noventa se cumplía ese instante y nadie se dio cuenta, de no ser porque Archundia señalaba la mitad de la cancha, finalizando el partido.

Gran nivel mostrado por Liga, con Urrutia “salvando los muebles”, con Manso y su show, con los dos goles de Bolaños que lo consolidan, con “Taca” Bieler que una vez más asoma en el marcador y sigue demostrando, pero sobre todo, con Obregón en la cancha. Sin lugar a dudas, Alfonso se “robó la película”.

Gracias Liga.

Alineación: 1 Cevallos, 23 Campos, 2 Araujo, 14 Calderón, 19 Guerrón (5 Obregón), 20 Vera, 8 Urrutia, 7 Bolaños, 21 Manso (22 E. Vaca), 4 Ambrosi, 16 Bieler (9 Delgado).

Deja tu comentario: