Liga no pudo pescar lo que buscaba.

Liga no pudo pescar lo que buscaba.

Liga viajó a Manta con el objetivo de recuperar el terreno perdido la fecha pasada, pescar los tres puntos ante el “atunero”,  y sobre todo buscando levantar a un equipo que todavía se muestra golpeado animicamente tras la eliminación copera.

Y aunque los albos presentaron novedades en su alineación tanto como en su modo defensivo (línea de cuatro), el equipo volvió a salir algo aletargado al Jocay manabita.  El local no demoró mucho en hacer pagar caro la desidia azucena y apenas a los dos minutos, Efrén Mera conseguía la primera, con un remate de media distancia que no tuvo respuesta en Domínguez.  A remar contra corriente, otra vez.

La visita sintió el golpe y de a poco fue adelantando líneas y tomando el control del balón en la mitad de la cancha, pero le faltaba precisión en los tres últimos cuartos. Los Bolaños eran controlados en la media y Walter Calderón era absorvido por lo centrales locales.  Por contraparte, el Manta se volvía peligroso en el contragolpe. Marlon Ganchoso no era la seguridad que un lateral por izquierda debería ofrecer, y el Beto Araujo, todavía falta de fútbol, aunque empeñoso, tampoco era el muro que suele ser.  Para colmo de males, el que solía ser uno de los puntos altos de LDU en temporadas pasadas, las pelotas de jugada parada, eran desperdiciadas una tras de otra, algo que a Bauza lo tenía realmente molesto,

Ulises de la Cruz, tal como en actuaciones recientes, venía siendo punto bajo en el equipo universitario, mostrando una muy poca efectividad en el momento de habilitar a sus compañeros; sin embargo, su experiencia y ubicación lo hizo aparecer en el momento justo, en la única pelota parada que fue ejecutada con precisión en Liga, para de cabeza poner la del empate, justo cuando terminaban los primeros cuarenta y cinco minutos.

Para el complemento, el “patón” dispuso el ingreso de Diego Calderón por Ganchoso. Liga ganó en volumen de juego, se hizo dueño del balón pero siguió careciendo de poder ofensivo. Miller intentó juntarse más con el “chucho”, pero siguieron quedando muy lejos del “mamita” Calderón.   Asi como pasó con Ganchoso y Neicer en la primera mitad, Calderón tampoco fue la salida por las bandas que tanta falta le hacen a la U.  Liga dominó media hora de la segunda mitad, pero poco a poco se fue quedando sin fuelle y esto le permitió al Manta nuevamente hacerse peligroso.

Los ingresos de José Valencia y Batioja poco influyeron en el desarrollo del juego a favor de la visita, el empate terminó siendo al mismo tiempo premio y castigo para dos equipos que no supieron como ganar.  Un punto que poco le sirve a Liga para superar el momento anímico y lo mantiene alejado a cinco puntos del líder de la Copa Credifé.  El próximo rival de Liga será el Independiente del Valle en Sangolquí este miércoles 18, poco tiempo para replantear las cosas, pero algo que sin duda los albos deberán seguir buscando pronto si no quieren ver perdido el primer semestre del año.

 

 

 

Deja tu comentario: