LIGA Bendita!

LIGA Bendita!

Que el título de esta crónica no le cause sorpresa, pero en estos momentos de alegría, júbilo y emoción indescriptible, es el único que se me ocurrió para englobar lo sucedido la noche de hoy en Casa Blanca. Estadio glorioso que ha sido el escenario perfecto, como un protagonista más de las páginas brillantes de la historia de Liga.

Campeonatos Nacionales: 1998, 1999, 2003, Apertura 2005, 2007.

Final de Copa Libertadores de América (ida) 2008

Final de Recopa Sudamericana 2009 (vuelta y definitivo)

Es que el equipo de Fossati, repitió, con su propio estilo y marca exclusiva, lo que la Liga de Bauza hiciera hace un poco más de un año contra Fluminense en las dos finales: marcar rápidamente un gol que empiece a desinflar al rival.

Nueve minutos bastaron para que un tiro de esquina ejecutado por Cristian Lara, sea aprovechado por Carlos Espínola al fiel estilo paraguayo: de cabeza, dejando sin posibilidad a Lauro y sus defensores. El título estaba un paso más cerca de ser conseguido, y el global ya decía dos a cero. Es que la U salió a toda velocidad a asegurar el resultado como correspondía. No había que especular con la ventaja conseguida en Brasil, y mucho menos esperar a que Internacional plantee el juego.

Si bien el equipo albo dominó de principio a fin, hubo momentos en los que el partido fue netamente de medio campo porque los brasileños, aún cuando tomaban sus recaudos, practicaban un fútbol, no sé si bueno, pero interesante, considerando que ya tenía a su equipo completo, comandado por Nilmar en delantera. De todas maneras no le bastaba porque Patricio Urrutia y Enrique Vera se comían la media cancha y, Lara, estaba endiablado, haciéndole honor a su sobrenombre. Bieler, incansable y luchador como siempre y así, todos cumpliendo su función.

Cuando parecía que la noche quiteña se oscurecía porque Nilmar estrellaba un balón en el horizontal pese al esfuerzo de “Dida” Domínguez, cayó el segundo gol. Campos, Ambrosi, Urrutia y Vera participan en la jugada para que éste último, haciendo pausa, levante un centro perfecto que “Taca” Bieler no desaprovechó, también de cabeza, de manera magistral. Otra vez ni los defensas ni Lauro podían detener el balón. Golazo que prácticamente sentenciaba la final del “Campeonato de Campeones Sudamericanos”. El reloj había marcado cuarenta minutos de juego cuando el argentino ponía a Liga a acariciar el trofeo.

El resultado definitivo, con la misma receta del primer tiempo, se selló a los cincuenta y tres del global, ocho de la complementaria, cuando un espectacular Ambrosi, de “tres dedos” pone un pase a Bieler al centro del área; “Taca” acomodó el balón para que “Ramber” Vera termine de regresar a su casa, rematando de zurda, desviándose la pelota en Indio, para que la misma entre cerca del vertical de la mano derecha del arquero que iba para el otro lado. Ahí se escribió el campeonato universitario.

Con la fiesta armada, le faltaba un ingrediente más al partido, y ocurrió. Domínguez, producto de una lesión debió abandonar la cancha y ser sustituido por José Francisco Cevallos. El estadio “se vino abajo” (junto a mis lágrimas) y la ovación para “Las Manos del Ecuador y Héroe del Maracaná” no se hizo esperar. “Olé Olé Olé Pancho Pancho” fue el coro cantado a todo pulmón por los asistentes al Estadio de Ponciano.

¿Más picante?, ahí va. A diecisiete minutos del final Luis “Chucho” Bolaños, goleador de Liga en la Copa Libertadores 2008, ingresó en su actual equipo a reemplazar a Andrés “El Nene” D’Alessandro. El respetable se puso de pie y batió palmas de manera ferviente con el ingreso del número 24, aún cuando era en filas rivales. “Olé Olé Olé Chucho Chucho” se cantó esta vez.

Faltaba la atajada diferente. Magrao habilita a Kléber quien fusila a Cevallos pero, como dicta la tradición, “Pepe Pancho” voló hacia su derecha, ras de piso, para apagar la esperanza brasileña de convertir la del honor. De todas maneras, la jugada quedó nulitada porque el delantero rival había estado en fuera de lugar.

A cinco del final, Claudio Graf, que había ingresado en lugar de Lara, tuvo la cuarta pero dudó y no pudo concretarse. Así Liga escribió otra página de leyenda en su historia, con un nuevo título internacional oficial y trofeo radiante en sus vitrinas. Por ahora ya pensará en Olmedo de Riobamba, y en pocas semanas, nuevamente al avión para viajar a España a plantarse contra Al Itihad y este nuevo Real Madrid.

Con todo lo que se está viviendo, y que aún no terminamos de entender, sólo puedo repetir: ¡LIGA BENDITA! En las próximas horas Cyberalbos.com les irá presentando más novedades del título conseguido. Hay que masticarlo y disfrutarlo poco a poco.

Alineaciones:

Liga: 22 Domínguez (1 Cevallos 63′), 13 Reasco, 23 Campos, 24 Espínola, 2 N. Araujo, 4 Ambrosi, 8 Urrutia, 20 Vera (15 W. Araujo 81′), 5 De la Cruz, 10 Lara (19 Graf 76′), 16 Bieler.

Internacional: 1 Lauro, 13 Danilo Da Silva, 3 Indio, 14 Danny, 6 Kléber; 20 Glaydson (17 Andrezinho 46′),  11 Magrao, 5 Guiñazú, 10 D’Alessandro (24 Bolaños 72′), 7 Taison (19 Alecsandro 52′), 9 Nilmar.

1 Comentario

Deja tu comentario: