La última Rueda del coche

La última Rueda del coche

Los manejos poco claros en la Federación Ecuatoriana de Fútbol continuan. Pese a haber asegurado que no era necesario, ni apremiante, contratar al seleccionador del equipo de mayores, dejando escapar por esta razón a candidatos de peso y prestigio como Edgardo Bauza o Jorge Fossati, el presidente Chiriboga sorprendió a propios y extraños con la contratación del colombiano Reinaldo Rueda.

El momento del fútbol ecuatoriano, en donde una excelente generación de futbolistas ha llegado a su fin, exige la presencia de una persona capacitada y con la suficiente determinación para liderar el proceso de renovación, incluso (y de manera particular) sobre los intereses dirigenciales.  Y es que, dejando de lado la suspicacia, la exigencia de ciertas ligas profesionales alrededor del mundo, de que los extranjeros deban cumplir cierta cantidad de presentaciones con sus equipos nacionales, para poder ser tomados en cuenta el momento de contratarlos, no hace menos que aclarar el panorama en cuanto al por qué de la insistencia con jugadores que no rindieron nunca jugando para la selección, como también la llamativa ausencia de deportistas que brillan con luz propia dentro y fuera de casa.

Poco o nada importa la nacionalidad del que será el encargado del equipo tricolor, pero no deja de ser anecdótico que nuevamente se recurra a la “escuela” colombiana, cuando este fútbol ha demostrado una nula evolución desde que le dijo adios a los Valderrama y compañía. Y tan solo para completar el detalle vale decir que junto al principal, también han sido contratados desde preparador físico, hasta preparador de arqueros, todos colombianos.

Compartimos con ustedes una nota de Revista Estadio al respecto.

Deja tu comentario: