Importante empate en el Azteca

Importante empate en el Azteca

LIGA viajó el sábado pasado a México, pospuso el partido por campeonato nacional con Emelec y llegó al DF con varias anécdotas, desde la “discusión” entre el piloto del avion que se contrató para el viaje con el tipo de la torre de control, hasta que hicieron que los viajantes crucen a pié varias pistas hasta llegar a destino para el tema migratorio en el Aeropuerto Benito Juarez.

Ya afuera varios hinchas se apostaron para esperar al Campeón ecuatoriano con cánticos y sobretodo llenos de esperanza. El reconocimiento de la cancha del Azteca no tuvo inconveninentes y quedaba todo listo para el inicio del partido de ida de la semifinal de Copa Libertadores, a los 32 años para LIGA.

Para el partido, el profe Bauza no iba a cambiar su idea, el trabajo realizado desde que llegó no iba a variarlo para un partido, menos siendo uno de los más importantes hasta ese momento. Entonces, LIGA alineó con: Cevallos; Calle, Araujo, Campos; Guerrón, Ambrosi; Vera, Urrutia; Manso; Bolaños y Bieler.

El partido inició bien para LIGA, dominando el balón y sin dejar al rival que profundice su fútbol. A los 7 minutos LIGA ya había mostrado su intención, y a Bieler le anulaban una posición fuera de lugar que terminaba en gol de cabeza. Sobre los 17 minutos Manso, quien era el dueño de los hilos que manejaban a LIGA, emitía un centro que llegaba a la cabeza del mismo Bieler pero no terminaba en gol. Mientras tanto por el otro lado, Salvador Cabañas, el delantero más peligroso de las “águilas”, habría topado el balón en un par de ocasiones pero sin peligro.

Luis Bolaños también mostraba su fútbol, cuando luego de un ataque de LIGA, recibía un balón retrasado de Manso y, luego de driblar a un contrario, disparaba al arco pero el golero volaba para desviar ese tiro que llevaba destino de red. En el tiro de esquina la señal de televisión mostraba como Villa sostenía a Urrutia por la camiseta, dentro del área, siendo un penal que no fue visto ni mucho menos sancionado por el juez. El uruguayo Martín Vásquez ya iniciaba su mala labor en la dirección del partido. América llegaba con real peligro sobre los 28 minutos, con un disparo que no causó estragos en la portería de Pancho Cevallos.

Se “graduaba” de malo (o parcializado?) el juez, cuando a los 35 minutos, en una acción en media cancha Manso comete una falta sobre Villa, el juez sanciona la falta, pero “no ve” que el capitán de los mexicanos agrede con una patada en el piso a Manso. Era roja directa, pero no sacó ni amarilla porque Villa ya estaba amonestado; al contrario el sancionado era Damián Manso. Para finalizar el primer tiempo, un nuevo avance de Bolaños, con el cruce en diagonal que le caracteriza, se deshace de dos marcaciones y dispara al arco, esta vez el golero no la pudo tocar y el balón se estrelló en el poste izquierdo del Nemo Ochoa.

Para la segunda etapa, sucede algo curioso. Saltó América al campo de juego con los mismos jugadores y espero un par de minutos hasta que LIGA saltara también. Ya cuando LIGA estuvo en el campo, recién realizó las variantes. Sería para “esconder” un poco su intención al cuerpo técnico de LIGA?

En fin, el partido se reanudó y fue donde más se vió al juez central, antes de cumplirse el minuto 48 debió sacar un par de amarillas por faltas fuertes, por detrás, tanto a Guerrón como a Urrutia. Ya la prensa argentina que transmitía el partido decía que el arbitraje rayaba en lo “indecoroso”.

Un minuto después, Higuaín quien ingresó minutos antes en el cuadro mexicano, realizaba un disparo sobre la portería de Cevallos que salió potente pero desviado. LIGA, aunque no dominaba como en la primera parte, se daba modos para crear acciones y llegar con Manso, Bolaños y Bieler por un costado, así como Vera y Guerrón por otro, antes de cumplir los 60 minutos de juego.

Guerrón hacía de las suyas por su banda, ya avisó minutos antes, pero cuando recibió solo una precisa habilitación de Manso a los 62 minutos, enganchó, se frenó, caminó, amagó, dribló y centró por encima de Ochoa para que sobre la raya de gol llegue Luis Chucho Bolaños y de palomita convierta un gol que hizo saltar a todos los albos. 1 a 0 se ganaba ya al “poderoso” América.

LIGA siguió intentando, aunque el América tenía más volumen de juego a esas alturas. Además trataron de pasar por encima en varias jugadas, y a “bravuconadas” querían reanudar el juego e incluso cambiar sanciones decretadas por el juez. América consiguió su cometido a los 72 minutos luego de un tiro de esquina que no pudieron despejar Ambrosi ni Araujo. Si bien el delantero mexicano Esqueda llegó antes y bien, se menciona a los defensores albos porque parecería que se “chocan” entre ellos y así ninguno llegó al balón ni mucho menos a “estorbar” al delantero amarillo.

Una jugada de la colección del juez Martín Vásquez a los 74 minutos provocó la expulsión incorrecta de Bolaños. El Chucho recibe un balón, se adentra en tres cuartos de cancha y es trabajo por Dominguez cerca de la media luna del área mexicana. Al parecer no iba a sancionar ni la falta. Dominguez se descuida de la jugada, se regresa e increpa al Chucho, él se levanta como para no recibir agresión, y el juez inexplicablemente expulsa a Bolaños, aunque también lo hace con Dominguez.

Con el 1 a 1 en la pizarra y con 10 jugadores por bando, el partido siguió sin mayores detalles, con ambos equipos buscando aumentar el marcador, pero sin suerte ni fuerza. Los mexicanos se “desesperaban” por el paso de los minutos, mientras los ecuatorianos “enfriaban” el juego.

En fin, ya luego de eso LIGA procuró que pasen los minutos y eso fue lo que sucedió. El 1 a 1 era un gran resultado para LIGA, que deja preocupados a los mexicanos, pero que no cunda el triunfalismo. Hay que jugar 90 minutos más, los mismos que se definiran con la Casa Blanca repleta, el próximo martes 3 de junio, a las 20:10. Luego de esto sabremos el desenlace de la historia, que quiere que LIGA siga escribiendo páginas de gloria.

Hasta entonces.

Deja tu comentario: