Gloriosa clasificación, nefasto arbitraje

Gloriosa clasificación, nefasto arbitraje

Me he tomado unas horas para escribirlo. Son las 23:43 de Quito cuando empiezo esta crónica sobre lo ocurrido momentos atrás entre Liga Deportiva Universitaria y Estudiantes de la Plata, en La Plata – Argentina.

Al terminar el comentario del fin de semana, luego del empate frente a Universidad Católica, manifesté lo siguiente: “El partido contra Estudiantes será muy complicado, aunque se espera que todo salga bien. Lo conversamos el martes ¿le parece?. ” No me equivoqué.

Complicado al extremo por algunas condiciones: Octavos de Final de la Copa Libertadores, estadio lleno a reventar, presión por mantener el resultado para clasificar y el arbitraje de Oscar Julián Ruiz que, para variar, se cargó contra un equipo ecuatoriano tal como lo ha hecho en ocasiones anteriores. ¡Nefasto!

¿Algo más? pues le cuento que el equipo del “Patón” Bauza salió tal cual como se lo planteó aquí, con su plana titular, a encarar el partido como tenía que hacerlo, es decir, jugar sin guardarse, tomando las precauciones respectivas para mantener el cero en su arco, dejando que el tiempo pase, pero buscando la portería de Andújar en pos de anotar un gol que sentencie la serie.

Claro que Estudiantes era más, no lo niego, porque estaba obligado a hacerlo, sin embargo, esto es un juego en el que los errores deben aprovecharse y Liga lo hizo. Verón, al minuto veinticinco, retrasó el balón hacia su arquero quien lo tomó con las manos. Si si ¡créalo! no podía hacerlo porque era habilitación, decretándose el tiro libre indirecto dentro del área para los “albos”. Damián Manso jugó hacia la derecha para que “Chucho” Bolaños dispare; “la número cinco” se desvía en Leandro Lázzaro y adentro. Ventaja para la U y el panorama era mucho mejor. A todo esto, Renán Callé había ingresado por Diego Calderón quien se resintió de su lesión.

Ahí es cuando tenemos que empezar a hablar de Ruiz. El juez colombiano empezó a cargar el partido a favor del local con decisiones incorrectas que agrandaban al “Pincharrata”, secundado por “La Brujita” Verón que habló y pegó durante todo el juego, no obstante que tuvo su tarjeta amarilla muy tempraano. Los pelotazos, cual invierno quiteño, llovían y llovían sobre el área defendida por José Francisco Cevallos y tanto “llega el agua al cántaro que se rompe”, porque al minuto cuarenta y uno, Alayes empataba luego de aprovechar un centro de Leandro Benítez luego de un “omelet” en el area chica de Cevallos.

Igualados en el marcador, pero con Estudiantes obligado a conseguir tres goles más empieza el segundo tiempo, siendo lo de Oscar Julián Ruiz desastroso y empeorando conforme pasaban los minutos. Liga se defendía como podía mientras que Estudiantes crecía por los cambios que Sensini dispuso. Al minuto sesenta y cinco del global, “Lechuga” Maggiolo, campeón con la U en 1999, puso la ventaja para el local aprovechando un centro enviado desde la derecha por Salgueiro.

Había que defender la diferencia de goles a “capa y espada”, por eso Bauza hizo ingresar a William Araujo por Bolaños y posteriormente a Byron Camacho por Damián Manso. ¡Vaya partido para ingresar! pero el juvenil no lo desaprovechó y tuvo una excelente actuación. Con “la soga al cuello” Liga se defendía y se defendía, se jugaba de manera exclusiva en su mitad de cancha. Para rematar, además de todo lo ocurrido, Norberto Araujo tenía que salir de la cancha un momento debido a un corte que sufrió en la cara. De infarto.

Sobre el final del partido, “Taca “Bieler pudo haber anotado el empate pero desaprovechó una oportunidad inmejorable para vencer a Andújar. El corazón latía a mil por hora, esperando el final de un partidazo que Oscar Julián Ruiz se encargó de dañarlo. Enzo Pérez se fue expulsado en el penúltimo minuto del juego cuando, estando Guerrón en el suelo, se acercó a provocar al jugador “albo” agarrándole la nariz.

Esta clasificación sabe mucho mejor por cómo se la consigue, venciendo a un equipo que sabe jugar, triunfando sobre la mística de un personaje como Verón que maneja a sus compañeros, a los hinchas y a todos, y, de manera especial, sobre el juez del partido que hizo todo para que el local triunfe. ¡Gloriosa clasificación!, ahora queda esperar el rival. River o San Lorenzo ¿cuál prefiere?, piénselo pero por ahora, festeje como yo lo hice.

Alineación: José Francisco Cevallos; Jairo Campos, Norberto Araujo, Diego Calderón (Renán Calle), Paúl Ambrosi; Joffre Guerrón, Luis Bolaños (William Araujo), Patricio Urrutia, Enrique Vera, Damián Manso (Byron Camacho), Claudio Bieler.

1 Comentario

Deja tu comentario: