En Guayaquil las copas se exhibieron en familia.

En Guayaquil las copas se exhibieron en familia.

La visita de las copas a la ciudad de Guayaquil se fijo desde el inicio de la misma, sabíamos que era una ciudad donde obligatoriamente teníamos que llegar y la planeamos con algunos meses de anticipación, no queríamos dejar ni un cabo suelto, queríamos que todo saliera perfecto y fue así como sucedió

.

Meses antes se solicito se nos preste las instalaciones de la “Canchita” de Jose Cevallos y enseguida recibimos una respuesta afirmativa; mucho se especulaba sobre la cantidad de Liguistas que tenemos en esa ciudad, algunos no muy optimistas nos decían por que vamos alla si alla no hay hinchada de Liga, en algunos momentos nos desanimamos pero estábamos convencidos que así fuera por unos 4 teníamos que llegar a la ciudad de Guayaquil.

El panorama previo se mostraba perfecto, día antes LIGA había demostrado su jerarquía al enmudecer a todo un estadio con más de 40000 personas ganándole a Barcelona por 3 goles a 2. Todo estaba listo para que los trofeos de LIGA lleguen el sábado.

En Guayaquil tuvimos la colaboración grandiosa de Cynthia Agama y Patty Lopez quienes estuvieron a cargo de la organización en el puerto principal ultimando detalles y gestionando el respectivo resguardo policial para que en ese día solo tuviéramos que preocuparnos de tomar fotos y hacer amigos.

Para ellas el agradecimiento profundo, no por nada decimos que “a LIGA le hace grande su gente”.

Nuestro arribo a la ciudad se dio a las 9 y 10 de la mañana, una hora mas tarde de lo planificado debido a un contratiempo con el vuelo, mientras tanto a penas despegábamos de la capital un fuerte sismo sacudió a la ciudad, entre bromas la gente decía que la tierra tiembla cuando las copas de LIGA llegan a Guayaquil.

Al estar en la Canchita un ambiente de cordialidad y amistad único se iba mostrando al pasar de las horas, los hinchas de LIGA seguían llegando, todos eran amigos, todos se conocían y se quedaban conversando por varias horas, parecía que la cita era para una fiesta de la cual nadie se quería ir.

Los trapos llegaban y animaban el ambiente la gente se seguía tomando fotos, ver la cara de contento de los niños al ver los trofeos sin duda es lo que más nos llena y esta vez tuvimos la grata compañía de más de 70 niños de la academia de Jose Cevallos que llegaban desde la ciudad de Cuenca y aprovechaban para llevarse un grato recuerdo junto a lo que el único equipo ecuatoriano ha logrado conseguir.

La verdad nos falto horas en Guayaquil a nuestra partida seguía llegando gente a la cual lastimosamente no la pudimos atender.

La experiencia fue única e inolvidable realmente en Guayaquil no solo demostramos que hay hinchas de LIGA, demostramos que son muchos y que son una familia.

GRACIAS Y NOS VOLVEREMOS A VER MUY PRONTO

Deja tu comentario: