El tercer equipo de Liga cae en casa.

El tercer equipo de Liga cae en casa.

Liga Deportiva Universitaria, a fecha seguida, volvió a perder en el torneo local. Esta vez, el verdugo de los albos fue el desesperado Imbabura, que por primera vez en su corta historia salió ganador de Casa Blanca.

El ni siquiera poder contar con su segundo equipo, obligó a Edgardo Bauza a poner sobre el campo de juego a seis juveniles, cinco en calidad de titulares, reforzados con unos pocos suplentes. Lamentablemente para los intereses universitarios, Corozo, Rojas, Pabón, Calderón y Gutierrez, todavía no están listos para tomar la batuta de los principales.  Quizás Richard Calderón, independiente de su gol, fue el mas asentado sobre el campo de juego y quien pide a gritos su oportunidad para la próxima temporada.

Pero hay que ser claros, los expermientados de la U tampoco jugaron un buen partido ante los de Ibarra, siendo de ellos los de mas bajo nivel Walter Calderón y Argenis Moreira. Liga dio ventaja de principio a fin, y terminó pagando caro presentar un cuadro que a duras penas puede considerarse como el tercero.

Si las condiciones fueran normales, el once titular del patón debería ser con Alexander Dominguez, Jorge Guagua, Nolberto Araujo y Diego Calderón; Neicer Reasco, Enrique Vera, Fernando Hidalgo, Paúl Ambrossi, Ezequiel González; Luis Bolaños y Hernán Barcos.   Una segunda nómina seguramente tendría los siguientes jugadores: Daniel Viteri, Ulises de la Cruz, Geovanni Caicedo, Argenis Moreira; Enrique Gámez, Patricio Urrutia, William Araujo, Marlon Ganchoso, Miller Bolaños; Claudio Bieler y Walter Calderón.

La derrota aleja a Liga de la posibilidad de terminar segundo en esta etapa y asegurar el cupo directo a la Copa Libertadores 2012, en calidad de Ecuador 3, obligándolo a disputar dos encuentros adicionales con el que termine en cuarto lugar del acumulado (Barcelona o El Nacional), algo que sin embargo puede quedar sin efecto si los albos logran coronarse campeones de la Copa Sudamericana.

Inmediatamente terminado el choque ante Imbabura, todos los jugadores de Liga se quedaron en la cancha de la Maravilla de Ponciano en un último entrenamiento, ya que en pocos minutos se desplazan al aeropuerto para abordar el avión que los lleve a Buenos Aires, por enésima vez en los últimos 4 años, para buscar ante Vélez Sarfield la posibilidad de clasificiar a una nueva final continental.   La Fe está intacta en la tienda merengue, y sus jugadores han prometido dejar la vida para darle al país, a su hinchada, una nueva corona.  Y es que, por algo Liga es el Rey de Copas, y su hinchada se lo deja saber al final de la practica con canticos que son agradecidos de manera recíproca por los jugadores, quienes alzan sus brazos, aprietan los puños, y aplauden…

Deja tu comentario: