El Tandem Perfecto

El Tandem Perfecto

La clave de los equipos de Repetto está en la recuperación del balón, la transición entre defensa-ataque y la verticalidad en la salida. El eje de estos tres aspectos está en el medio campo y el peso de la responsabilidad recae sobre los “Jefferson”, Orejuela e Intriago; los relojitos albos.

La experiencia de Orejuela y la juventud de Intriago han formado un “tándem perfecto” en la mitad de la cancha de Liga. Los dos defienden y atacan, los dos hacen la pausa y aceleran, los dos generan fútbol y disparan de fuera; los dos son los principales responsables de marcar el ritmo en el equipo universitario.

A inicios del 2019, los dos estaban en duda. La dirigencia hizo lo imposible por retenerlos, y lo logró. Orejuela, cuyo pase pertenece al Fluminense, e Intriago, que tenía un pre acuerdo con Tigres, fueron piezas fundamentales para el título del 2018 y eran la base para el equipo de esta temporada. Tan lejos estaban de quedarse, que los directivos decidieron buscar en el mercado posibles alternativas para reemplazarlos. Finalmente se quedaron y Repetto logra así mantener el eje en su equipo.

El último partido frente a Peñarol, por la Copa Libertadores, reafirma este análisis. Jefferson Orejuela y Jefferson Intriago tienen claro el fútbol que busca el técnico, tienen claro el ritmo que cada partido requiere y tienen claro que su despliegue es fundamental en cada partido.

No solo Repetto, la dirigencia o la hinchada lo ven así; también coincide el técnico de la Selección de Ecuador, Hernán Darío Gómez, quien en cada convocatoria incluye a los dos jugadores albos. La presencia de Orejuela es importante para Intriago, pero también para Vega, Cazares y Alcívar quienes esperan su oportunidad y tienen la posibilidad de crecer junto al volante esmeraldeño.

Repetto ha logrado conformar un “tándem perfecto” que ya dio su primer fruto, el título nacional del 2018; esperemos que con el trabajo y la colaboración del resto del equipo estos frutos se multipliquen este año y la Liga siga viviendo días de gloria!

Deja tu comentario: