El record del “tano” fue igualado.

El record del “tano” fue igualado.

El recordado Francisco “tano” Bertocchi, uno de los históricos de Liga Deportiva Universitaria, de todos los tiempos, ostentó, junto con el mítico Pelé, el récord de mas goles conseguidos en un partido oficial; 8 fueron los tantos.  El delantero azucena se los marcó al desaparecido América de Ambato en el campeonato ecuatoriano del año 1969, mismo que la U ganó de principio a fin, consiguiendo  la primera corona para sus vitrinas.

Quienes tuvieron la oportunidad de ver aquel partido entre quiteños y ambateños, en el que los albos terminaron de imponerse por un categórico 11 – 0, recuerdan con añoranza no solamente  los goles validados de Bertocchi, sinó algunos mas que no le fueron validados.  Fueron ocho, pero tranquilamente pudieron ser doce o más. Liga era una máquina y el tano un goleador letal.

El récord original lo mantuvo durante décadas el danés Sofus Nielsen en 1908, quien le hizo 10 a Francia.  Esta marca sería batida en el 2001 cuando Australia ganó 31-0 a Samoa con 13 anotaciones del delantero Archie Thompson.

Traemos a colación esta historia de récords goleadores, ya que este domingo en la segunda división del fútbol vicecampeón del mundo, Holanda, en su debut con el Sparta de Rotterdam, el delantero Joham Voskamp se despachó con ocho anotaciones  (los ocho goles en su debut), trayéndonos a la memoria la hazaña del uruguayo de la U, y la maravillosa época del año 69.

1 Comentario

  • Platero

    Aug 23, 2010 - Responde

    Como no, recordar tan abultada victoria sobre el America de Ambato es de altos kilates. Fue tal el rsultado que en el estadio no habia cartulinas con los numeros mas alla del 9, entonces se pedia, de broma pesada, a los jugadores del America que presten las camisetas para mostrar el resultado, jejeje. Escuchando por radio resultaba mas como broma que verdad, aunque para aquel mitico equipo casi todo era posible. Tuve la oportunidad de ver a los buses que volvian de Ambato con los canticos y gritos de los hinchas embriagados hasta la coronilla, jaja. Hay que tiempos, que tiempos en verdad… Gracias por el articulo y las memorias.

Deja tu comentario: