Efectividad comprobada

Efectividad comprobada

Una sola jugada marcó la diferencia en el partido…una sola fue suficiente…una jugada de tres puntos que sigue renovando a Liga en su afán de llegar a la Copa Libertadores mientras se prepara para los cuartos de final de la Copa Sudamericana.

Jugada que, además, fue la única diferente que Liga hizo en el partido, puesto que se repitió muchas veces en su forma de jugar, esperando que González la tenga en sus pies para combinar con Neicer Reascos y que éste la envíe al área a manera de centro. En la única que “Equi” decidió hacerla de forma distinta, Hernán Barcos la mandó a guardar, siendo el minuto veintiuno de la segunda etapa.

Para esto hay que decir que en el primer tiempo, la mayor parte de su desarrollo se dio en el campo defendido por Liga Deportiva Universitaria que salió a esperar con mucho orden al Deportivo Quito. La defensa en especial, jugó un papel fundamental en el planteamiento establecido, lo mismo que la línea de tres volantes conformada por Urrutia, Hidalgo y Cevallos.

Todo esto para frenar las variantes del equipo de Ischia que, sin duda, son difíciles de negar; por ejemplo, los desbordes de “Hormiga” Juan Carlos Paredes por derecha que en más de una ocasión superó a Diego Calderón o lo que Saritama y Martínez podían hacer en la media cancha. Si algo demostrado Liga las últimas fechas es que tiene la enorme paciencia, acompañada de táctica y mentalidad, para aguantar todo lo que se le viene en la cancha y definir el partido cuando el rival haya hecho el gasto.

El Quito tuvo llegadas, complicó, cerca estuvo de anotar pero no lo consiguió por lo ya expuesto, además de su poca efectividad en el último toque. El cero a cero del primer tiempo, además de la sensación de ser un partido aburrido, reflejó cómo Liga tomó todos los recaudos en defensa, pero también como perdió la pelota en tres cuartos de cancha en reiteradas ocasiones.

En el segundo tiempo, la visita salió con la misma actitud de buscar el partido con objeto de confirmar su primer lugar en la tabla y aumentar la ventaja sobre todo el resto del pelotón que viene atrás pero se encontró con que Liga adelantó sus líneas para marcar con la misma solvencia de los primeros cuarenta y cinco. El ingreso de “Chucho” Bolaños por Cevallos ayudó, quizás no como se esperaba pero fue mejor.

Con los minutos pasando, el Deportivo Quito empezó a sentir la ansiedad de no poder concretar un gol, lo que terminó por confirmarse al recibir el gol de Barcos, lo que lo sacó de su invicto y le hizo cometer errores, dándole a la U la posibilidad de acercarse más al arco del “Polaco “Elizaga.

Desde la tribuna la hinchada pedía la salida de González, quien la verdad pasa desapercibido la mayor parte del tiempo, al menos queda esa sensación, pero cuando aparece sin duda alguna es fundamental para LDU aunque quizás se está dependiendo de él. Las quejas se transformaron en aplausos y ovación al rato de ser sustituido por Valencia, puesto que de su pie nació el centro magistral hacia “El Pirata”.

Ganó Liga cuando dejó de lado la repetitividad de su juego para buscar una alternativa diferente…y la consiguió. Ahora el rival es Espoli en Santo Domingo de los Tsáchilas, sin la dupla del gol por cinco amarillas. Habrá que ver cómo lo plantea “El Patón” Bauza.

Alineaciones:

Liga: 22 Domínguez, 3 Caicedo, 2 Araujo, 14 Calderón, 13 Reascos (De la Cruz 87′), 18 Hidalgo, 8 Urrutia, 55 Cevallos (10 Bolaños 46′), 5 Ambrosi, 11 González (24 Valencia 74′), 16 Barcos.

Deportivo Quito: 1 Elizaga, 51 Velasco (51 Preciado 76′), 23 Campos, 20 Checa, 25 Escobar, 5 Bolaños, 8 Minda (32 Carretero 82′), 17 Paredes (22 Córdova 85′), 10 Saritama, 9 Martínez, 18 Bevacqua.

Deja tu comentario: