Concierto en B Mayor

Concierto en B Mayor

En música, en el sistema americano para nombrar notas y acordes, la letra “B” equivale a la nota “SI” y más que nunca esto ha tenido fuerza porque “B”(arcos) “SÍ” dijo presente en el marcador con cinco de los seis goles que Liga Deportiva Universitaria le convirtió a Manta en Casa Blanca por la quinta fecha de la segunda etapa del Campeonato Ecuatoriano.

Y para seguir relacionando al tema musical con la letra del apellido goleador, en cuanto a la interpretación del título, en el estricto sentido vendría a ser “Concierto en SI Mayor”, y también se aplica perfectamente para el fútbol de Liga porque SÍ fue mucho Mayor, tremendamente superior a su rival desde el inicio del partido. Cerca del minuto diecisiete, Ezequiel González de tiro libre adelantó a la U y abrió el camino del triunfo: la barrera se abrió ante el disparo y el balón entro pegado al vertical de la mano derecha de Lanza quien voló desesperado sin llegar.

Entonces vino el show de Hernán Barcos. Minuto veinticinco y de cabeza aprovechó un rebote que birndó Lanza tras un remate de Marlon Ganchozo. Dos a cero en el marcador sin inconvenientes ante un Manta que jamás encontró la forma de parar a Liga.  Vale decir que Ezequiel González había puesto el pase para el remate del juvenil albo.

 A cinco minutos del final del primer tiempo, una vez más González recibió la pelota y en callejón envió la pelota para “El Pirata” quien consiguió el tercer gol, de derecha, “por las galletas” del arquero como diríamos en Quito. Tres a cero y partido sentenciado; pero faltaba todavía mucho más. Minuto cuarenta y cuatro de dicha etapa y se repite la combinación Ganchozo – Barcos. Desde su banda, el lateral albo recuperó la pelota; de zurda envió el centro a donde el delantero se encontraba; éste, con enorme gesto técnico la bajó de pecho para acomodarse y en cuestión de instantes, media vuelta con “doble cascarita” y a la tercera zapatazo inatajable. Cuatro a cero y a las duchas.

Luego del descanso, jugados tres minutos del segundo tiempo, Barcos apareció de nuevo y de cabeza otra vez para aumentar la ventaja y ratificarla como goleada. Fernando Hidalgo disparó de larga distancia, remate que exigió a Lanza a ir sobre su derecha pero volvió a dejar el rebote muy alto. Pues la descripción se la conté al inicio de este párrafo, a lo que habría que sumarle que el cabezazo fue sin ningún inconveniente.

De esto pasaron dos minutos, se cumplía el cincuenta de tiempo corrido y Miller Bolaños fue derribado, como tantas otras veces durante el partido, pero en esta ocasión fue dentro del área. Luego de reclamos y empujones, se cobró el penal al minuto cincuenta y dos por parte de Barcos, quien envió el balón, con derecha, al costado de la mano izquierda de Lanza quien voló a ese lado, pero el remate fue demasiado esquinado y nada que hacer. Seis a cero en un partido al que le quedaban por jugarse treinta y ocho minutos más, en los que no hubo más goles, pero la U tuvo más de una oportunidad de seguir aumentando el marcador a su favor.

Gran parte de la clave del triunfo estuvo en que, además de los nombrados, la ausencia de Ulises De La Cruz en el medio campo le permitió a Liga tener más velocidad en su funcionamiento con Fernando Hidalgo. De igual forma, la presencia de Miller Bolaños, en lugar de “Chucho” también fue determinante en el accionar del equipo, con movilidad y dinámica. Es que la orquesta estuvo afinada, sincronizada, y el concierto fue único. Ojalá estas líneas hayan alcanzado a describirlo. Yaracuyanos de Venezuela el miércoles en el mismo escenario y el domingo El Nacional en el Atahualpa es el calendario inmediato.

Alineaciones:

Liga: 22 Domínguez, 6 Guagua, 3 Caicedo, 14 D. Calderón, 13 Reasco (21 Acosta 51′), 54 Ganchozo, 20 Vera (8 Urrutia 45′), 18 Hidalgo, 11 González (9 W. Calderón 63′), 7 Bolaños, 16 Barcos.

Manta: 1 Lanza, 15 Romero, 3 Gómez, 16 Ayoví (25 Moreno 51′), 52 Montaño, 6 Ramos, 17 Granda (5 Bone 45′), 51 Álava, 7 Quintana, 10 Mera (18 Vera 63′), 29 Olivera.

Deja tu comentario: