Con copas o sin copas..

Con copas o sin copas..

Como buen aficionado al fútbol y siguiendo la tradición, pese a que es el único día de descanso en la semana, madrugamos para ver el famoso juego final de la ex Copa Intercontinental. El baile que le dio el Barcelona al Santos de Brasil, simplemente ratifica la enorme superioridad económica y deportiva que tienen los del viejo continente sobre los nuestros. Pensar que hace tres años, era Liga quien saltaba a la cancha en busca de esa copa, la que nadie en la mitad del mundo se había atrevido a soñar.

La primera final que te vi perder, aunque dolió, no fue cualquiera. Tuvo que llegar el campeón de Europa para recordarnos la frase del recordado Alfredo Pachel: ..”si a todos nos llega el tiempo de ser vencido y vencer..” Parecía entonces que el sueño había llegado al final, pese a todo uno feliz, ya que como siempre dejaste todo en la cancha y vendiste cara tu derrota ante el súper poderoso Manchester United.

Fuiste un digno representante del inigualable fútbol sudamericano. El choque que solo fue posible imaginar en un juego de video o en los intangibles sueños, Liga Deportiva Universitaria lo convirtió en realidad. Quien iba a pensar que después de aquel partido, ese que todos sueñan con jugar, la Final del Mundial de fútbol, iba a ser apenas la segunda de las siete que en tan solo tres años vieron a LDU desfilar.

Aprendimos que si, que se puede soñar, que con trabajo se pueden conseguir esos sueños, pero mas importante aun, que aun hay mucho por lograr. Aquella primera final perdida, esa en la que apenas un gol doblegó nuestra resistencia, nos hizo mas fuertes, nos hizo mejores. Incluso en la derrota se vio tu grandeza. Pocos equipos en el mundo pueden decir que tienen tu dignidad, ciertamente ninguno en Ecuador.

Desde el 2008 has viajado incontables kilómetros alrededor del mundo, aprendiendo, creciendo. Te convertiste en el mejor de la historia en nuestro país, llegaste a ser el mejor de America (todavía lo eres), reconocimientos te llegan desde todos los rincones del planeta, pero eso no es suficiente, no para Liga, todavía quieres mas, sueñas con mas.

Tarde o temprano regresaremos en busca de esa copa que nos faltó, la del Mundial; mientras tanto te seguiremos acompañando a todos lados, con copas o sin copas, siendo testigos de como vas consiguiendo victorias, logrando coronas, sumando grandeza, convirtiendo tu nombre en leyenda, porque como terminaba la arenga de Alfredo Pachel en El Comercio, tras el descenso en 1973: “Nadie diga adiós a Liga, porque Liga no murió, vive mientras haya historias de campeones y de gol”

Deja tu comentario: