Bauza en su laberinto

Bauza en su laberinto

No me decidía a quien poner en este artículo con ese título, pero después del partido de ayer, me decidí por Bauza, sobre Guerrón escribiré a futuro.

Ahora, muchos se preguntarán: ¿porqué en su laberinto?. Porque Bauza ha provocado precisamente eso en Liga, una sorpresa tratar de adivinar cuales son sus intenciones con el equipo de fútbol de Liga.

Bauza llegó al final del 2006 a un equipo desarmado anímicamente, eliminado recientemente en una de las mejores Copas Libertadores que ha jugado LIGA, y abandonado de su técnico anterior, Juan Carlos Oblitas. Venía con un currículo “pobre” bajo el brazo, y con cierta resistencia por parte de algunos sectores de la hinchada.

Entonces, tomó el reto de recomponer al equipo, desarmar trincas y llevar al equipo durante los dos campeonatos que debía aún enfrentar ese año, que eran a la sazón Copa Nissan Sudamericana y Copa Pilsener. Por el primero casi fue “crucificado”, ya que sus primeras declaraciones fueron: “no podemos enfrentar dos campeonatos con el equipo que tenemos, por lo tanto se dará prioridad al Campeonato Nacional”, y efectivamente fue así, ya que el equipo fue eliminado en la ronda interna, en 2 partidos mediocres con El Nacional.

Para rematar ese “nefasto” año (lo pongo entre comillas porque permitió realizar lo que nadie se atrevió a hacer, es decir, remozar el equipo), Liga, en su último partido del año, se metió en una competencia pugilística con su rival de turno, que no era nada más ni nada menos que Barcelona, y que remató la renovación forzada del equipo de fútbol.

Así las cosas, Bauza armó su propio equipo para el año 2007, con una clasificación con las justas a Copa Libertadores, sin clasificar a Copa Sudamericana y con muchas dudas en los primeros partidos del torneo local; aún así demostró su estilo de juego, y contra todo pronóstico de principio de año, fue Campeón de la Copa Pilsener 2007, con una autoridad no vista en muchos años (ni siquiera en la era Fossatti).

Por todo esto se justifica el título de este artículo, y es que Bauza no gusta a muchos hinchas porque simplemente no interpreta de forma real la tradición de juego de Liga, que es sinónimo de Bordadora, para practicar un fútbol más práctico, pero completamente efectivo.

Eso me recuerda un técnico que no siguió las tradiciones de un equipo, que lo hizo jugar “feo”, fue denigrado por el mejor jugador de la historia del fútbol, pero que llevó a Brasil a su cuarto Mundial de Fútbol: Carlos Alberto Parreira.

Puede parecer raro, pero Parreira cambió para siempre el fútbol brasileño, mismo que se había caracterizado por jugadas vistosas, atacantes efectivos y goles a granel. Desde el mundial del 94, Parreira articuló una nueva forma de jugar para Brasil, donde la defensa tenía la misma importancia, sino mayor que el ataque en Brasil, y lo llevó al siglo XXI.

Igualmente Bauza, discutido y todo, logró varias cosas con Liga: “acabar” con varios históricos, consolidar a jóvenes figuras como Bolaños, Guerrón, Calderón, Chango, y armar un equipo equilibrado y con dos grandes figuras que no son delanteros, como son Enrique Vera y Patricio Urrutia.

Solo falta rendir este examen, la Copa Santander Libertadores 2008, que es la obsesión de todos los hinchas de Liga Deportiva Universitaria de Ecuador.

[email protected]

Deja tu comentario: