Bauza en su laberinto (bis)

Bauza en su laberinto (bis)

Hace algún tiempo (comienzos 2008, si mal no recuerdo) publiqué un artículo semejante, dado que parecía que Liga no iba a trascender el campeonato del 2007, ya que el equipo no parecía bien armado para enfrentar una copa internacional, peor aún estar en condiciones de ganarla.

El tiempo hizo su obra, Manso destacó absolutamente, Urrutia se convirtió en el jugador que nadie esperaba (gran capitán), un arquero de la categoría de José Francisco, y el resto de héroes, de cuya leyenda (ya no solo historia) está grabada en todos los corazones albos.

Vinieron las Recopas, la Copa Sudamericana, la venida de Fossatti, el regreso de Bauza, un campeonato nacional más, y el grupo, eventualmente consolidado, siguió en su camino de triunfo, consolidando a Liga como un equipo grande a nivel nacional y continental (casi mundial, pero Manchester United es Manchester United).

Hasta que llegó el año 2011, que, visto como conjunto, resultó un desastre deportivo para el equipo: múltiples lesionados, no clasificar a la final del Campeonato Ecuatoriano, salida prematura de Copa Libertadores, no clasificar a ninguna copa internacional para 2012. La actuación decorosa en la Copa Sudamericana salva algo del año deportivo, pero la caída frente a la Universidad de Chile puso al desnudo muchas cosas del equipo.

La primera cosa que desnuda es un equipo con jugadores con promedio de edad mayor a 30 años, con vasta experiencia, amor a la camiseta, y ganas de seguir sacando adelante los sueños que tenemos los hinchas, pero que, eventualmente, sufren los estragos de la edad, ya no corren como antes, ya no driblan como antes, y eso nos demostró la Universidad de Chile, con jugadores talentosos, y capaces de correr toda la cancha en llano y en altura.

Lo segundo deriva de lo anterior, y es que, con la edad, la recuperación física es más larga, y ante la sobrecarga de partidos, la suma de jugadores lesionados llegó a un número rayano en lo ridículo, prácticamente todo el equipo lesionado (al menos Liga se quedó sin medio campo de contención), por lo que también es un aviso para el trabajo del cuerpo médico y preparación física, deben mejorar su trabajo.

Y por último, el esquema técnico. Bauza es un técnico exitoso, y eso no se pone en duda, pero, desgraciadamente, el esquema técnico que está utilizando lo tienen leído todos los técnicos que trabajan en Ecuador, y algunos del exterior, y les es posible hacer daño a Liga. El ejemplo más claro lo dio El Nacional, quitando al equipo el cupo a Libertadores, que, en el imaginario de todos los hinchas albos, estaba asegurado.

Con estos antecedentes, Bauza, en 2012, tiene un reto muy importante, más allá de la consecución de campeonatos, el cual es la consolidación de un equipo renovado, que mezcle la experiencia de las leyendas de Liga, con el poder de la juventud que está surgiendo de la cantera, y de los jugadores que se han adquirido para enfrentar la temporada. No puede, ni debe, perder la oportunidad de mejorar el trabajo realizado, para seguir en la senda de triunfos a los que nos acostumbró el mejor equipo del Ecuador en toda su historia.

Por ende, y espero que sólo como cábala, diré: ¡Fuera Bauza’

Deja tu comentario: