Antes y Después… de la Libertadores

Antes y Después… de la Libertadores

Para un hincha que lleva una devoción casi sacramental por su equipo no debería existir un antes y un después de un triunfo internacional pues la pasión y el cariño por el equipo no puede en forma alguna estar ligada a los triunfos o las derrotas.

Sin embargo de lo mencionado es evidente que las cosas luego de haber conseguido el máximo galardón en lo que a torneos internacionales se refiere y que Liga se haya ubicado entre los dos equipos más importantes del planeta.

La Copa Libertadores que hasta hace aproximadamente dos décadas era un sueño para los equipos, no solo del Ecuador sino de la parte oeste del Continente Americano, es el torneo entre clubes más antiguo del mundo y está a la par de importancia con la ya nombrada UEFA Champions League, por lo tanto obtenerla significó ser el mejor de por lo menos la mitad del planeta futbolístico y así lo reconoce la comunidad futbolera internacional.puesto que, obtuvo la estrella que está al mismo nivel competitivo y de prestigio que la UEFA Champions League, cambió diametralmente la concepción y la visión que hinchas y no hinchas ecuatorianos y extranjeros tienen de nuestro equipo.

Antes sembramos sueños que con la maduración de los hinchas, de la dirigencia, y de los jugadores se hicieron realidad y se cosechó en el mayor triunfo del futbol ecuatoriano de todos los tiempos y eso debe ser asimilado y entendido por las actuales generaciones de seguidores del cuadro de la vieja Casona, la meta se cumplió y con creces pues luego de la Copa Libertadores vinieron una serie de triunfos, un vice campeonato del mundo, dos Recopas y una Copa Sudamericana que hasta la actualidad mantienen a la U en la cima de la clasificación de los clubes de América.

Volviendo al tema que nos compete, sobre que significaba Liga antes y después de haber obtenido lo más grande al menos desde el punto de vista personal significa exactamente lo mismo, el cariño por los colores y por la institución nunca han cambiado ni cambiarán, el mismo sentimiento y la misma entereza y pasión que le pusimos cuando estuvimos peleando el asenso en el 2001 lo pusimos en el Maracaná y el orgullo de ser hincha, para nosotros del mejor equipo del mundo tampoco ha variado, ni ha disminuido ni se ha incrementado, lo que si ha logrado es, hacernos reflexionar y convencernos de que, al plantearse objetivos y hacer los deberes a tiempo y de buena forma se puede llegar a los triunfos más altos a nivel mundial, no sólo en el deporte sino en todos los ámbitos de la vida.

Quizás lo que si ha cambiado es el poder tener en Liga un ejemplo de valor y entereza que se ha transformado en un espejo en el cual nos debemos mirar todos los días y decirnos interiormente que, con trabajo, honestidad y dedicación se puede conquistar cualquier meta que nos plantemos personal, deportiva y/o profesionalmente.

LIGA has sido, es y será una pasión que solo comprendemos los que con hidalguía llevamos bien adentro el color blanco y la U en el pecho.

GRACIAS LIGA .

* Iván Alberto Racines, invitado a escribir este artículo para Cyberalbos.com