A tus pies oh Rey de Copas!

A tus pies oh Rey de Copas!

Un partido que sin duda alguna ya está en la historia del fútbol de nuestro Ecuador.  Aquel en que Liga, con diez hombres en la cancha, otra vez a mano de Intriago, silenció a todo un estadio que se acercó a ver a su equipo “dar el gran salto” en el Campeonato Nacional 2011 con objeto de reafirmar que es candidato pero que no lo consiguió.

Partido del que, además, se habló por algunos días, por propios, extraños y rivales puesto que el resultado sin duda alguna tendría implicación directa en la tabla de posiciones, tanto en la de esta etapa como en la acumulada. Juego del que se comentó mucho por la designación de Alfredo Intriago como juez central, con el antecedente no tan lejano de su actuación en el Atahualpa en el Liga vs. Deportivo Quito.

Expectativa que empezó a desbordarse con los comentarios del Presidente de Barcelona en las redes sociales atacando a la dirigencia de Liga y todo su entorno, hinchas incluidos en la crítica. Con el condimento de que la U venía de perder frente a Espoli, que es realmente el rival más complicado que LDU puede tener desde hace varios años atrás. En fin, así varias cosas en torno al partido de la fecha 16 de la segunda etapa del torneo.

Con todo eso, el partido empezó con el notorio desplante de Neicer Reasco, contra Intriago, al momento del sorteo de saque y cancha. El capitán del albo ni siquiera lo regresó a ver durante esos minutos de protocolo previo al juego. Elocuencia de no darle importancia a alguien tan cuestionado.

Si es que existe algún escenario realmente negativo para iniciar un partido de fútbol, ese lo vivió Liga Deportiva Universitaria en el Estadio Monumental. En cuestión de dieciseis minutos de tiempo corrido, Richard Calderón, juvenil, ya se había ido expulsado por doble amarilla y además Iván Borghello logró adelantar a Barcelona en el marcador con una muy buena definición frente a Alexander Domínguez y por sobre la ténue marca de Diego Armando Cálderón. ¿Peor? Imposible. Apenas minutos después, Norberto Araujo se lesionó  solo y debió ser reemplazado por Geovanny “Cuchara” Caicedo, toda vez que se confirmó que “El Beto” no podía seguir más.

Podría sonar paradójico pero lo cierto es que con todo eso, el equipo de Bauza poco a poco tomó la rienda del partido y fue creciendo en su desempeño. Quien diga que no ocurrió es porque miró alguna otra cosa. “Un solo hervor” el local, pero concretó, mientras que Liga, aplomado en cancha, desaprovechó las ocasiones que tuvo. Tampoco fueron muchas pero lo cierto es que el choque no estaba saliendo como quizás se había preparado.

 Tal vez  la más clara fue aquella triple contínua acción en la que participaron Barcos, González y Ambrosi en ese orden, generándose la atajada de Banguera quien brindó rebote, el balón en el vertical y luego fuera de la cancha, en fracción de segundos teniendo a los nombrados, respectivamente, participando de dicha jugada. Apenas atrás, Borghello desaprovechó la ocasión de escribir el dos a cero, que habría sido definitivo.

En el segundo tiempo, el partido otra vez varió en cuestión de dieciseis minutos. Si en el primer tiempo, en ese lapso, pasaron varias cosas, en la etapa complementaria, el partido volvió a cambiar para tomar otro rumbo. Hernán Barcos a los minutos cincuenta y dos; y, sesenta y uno, dio la vuelta al resultado con dos goles de muy buena factura, siendo el primero de ellos, de cabeza, tras un tiro de esquina cobrado por González al primer poste, y el segundo con otra genialidad de “Equi” para el delantero que no tuvo problema en definir frente al arco de Banguera. Para ese entonces Liga imponía orden, táctica, y forma de juego ante un Barcelona que no encontraba el camino para reaccionar.

De infarto fueron los minutos siguientes, con un Barcelona que fruto de la desesperación buscó el empate de cualquier manera, mientras que Liga se mantenía con mucha fortaleza mental fiel al esquema de juego, sin desesperarse mucho, etc . Toda la jerarquía conseguida en los torneos internacionales afloró en la cancha del Estadio Monumental de El Salado y eso marcó enorme diferencia.

Aún cuando la U dominaba, el “Ídolo del Astillero” adelantó sus líneas a toda velocidad para buscar el empate. La igualdad llegó en el último minuto del partido con el gol de “El Gordo” Lucho con la enorme suerte de que la pelota sufrió un desvío para colarse en el arco de LDU. Sin embargo, un “minuto y piquito” después, tras una jugada que Borghello desaprovechó ante el arco vacío y con Diego Calderón defendiendo de taco la pelota, Paúl Ambrosi, de altísimo nivel como todos sus compañeros, tras recibir de Luis “Chucho” Bolaños sentenció el tres a dos definitivo en el resultado convirtiendo un gol maravilloso. De todas maneras el tiempo no dio para más y el partido finalizó.

Mientras Barcelona se diluyó en la cancha, es que Liga logró su mejor juego para poderle dar vuelta al marcador. Emotivo sin duda alguna; “del éxtasis a la agonía” en un abrir y cerrar de ojos. La enorme capacidad de los jugadores de la U es lo que logró hacer la diferencia. Sesenta mil personas pagaron entrada para ver cómo el actual Campeón Ecuatoriano lograó ganar un partido ante la enorme adversidad presentada, con gran aplicación táctica y enorme sacrificio. Eso es lo que queda en la retina y en la memoria de ambas hinchadas, los unos festejando y los otros preguntándose el “por qué” de las cosas.

En paralelo la información que llegó es que LDU ya tiene rival en Copa Sudamericana, la próxima semana, y se trata de Libertad de Paraguay que doblegó dos a cero a Sao Paulo. El fin de semana Liga juega frente a Deportivo Cuenca en Casa Blanca. ¿Se podrá hacer bien los deberes? pues luego de lo visto en el Monumental frente a Barcelona, y en el Olímpico Atahualpa frente al Deportivo Quito, todo indicaría que sí.

Alineaciones:

Barcelona: Banguera,  Saucedo, Hurtado, Perlaza, Cruz, Caicedo, Duscher (Rodríguez), De la Torre (Wila), Matamoros, Díaz, Borghello.

Liga: Domínguez, Guagua, Araujo (Caicedo), D. Calderón, Hidalgo, Urrutia, Reasco (Bolaños) Ambrosi, R. Calderón, González (De la Cruz), Barcos.

Deja tu comentario: