A la sexta, la vencida

A la sexta, la vencida

El pirata y el Equi festejan el primero de la U

Hernan Barcos felicita a Ezequiel Gonzalez

Era de esperarse que más temprano que tarde Liga de Quito llegue a la punta de la tabla de posiciones de la Copa Credife. Dulce lugar para todos quienes se identifican con el equipo de Edgardo Bauza.

Los 13 puntos solo ratifican lo que se dice del equipo: Es el mejor y será protagonista nuevamente en cualquier frente en el que participe. Su inversión y su fútbol garantizan una franca pelea en los torneos local y sudamericano.

 

Cuatro partidos ganados, un empate y una derrota en el torneo local no son garantía de volver a las mejores épocas del equipo, sin embargo, sobra el merecimiento de un plantel que va tomando forma en la nueva temporada. Hay que reconocer que no inició bien y que varios de sus jugadores emblemáticos aún no toman el verdadero ritmo de competencia que este equipo necesita y merece.

Hernán Barcos, el goleador en 2010 de la U, volverá a ser titular recién en el partido contra el Independiente de Avellaneda. Aun se espera por Norberto Araujo y por un óptimo Ezequiel González en el medio campo de Liga.

 

Tomando en cuenta lo dicho, el mérito es más importante para el equipo de Ponciano, el ser puntero del certamen local es otra plataforma  de despegue para el equipo que inició a jugar también contra el calendario. Juega también, dirigencialmente, en el seno de la Ecuafútbol para diferir partidos y que la seguidilla de estos no termine por afectar su participación internacional.

Sin cambios, Liga deberá enfrentar a un equipo argentino y un uruguayo en la Copa Libertadores y al Emelec de Ecuador en menos de 8 días. El alto nivel de competencia exige un equipo sostenido en lo físico, en lo futbolístico y también en lo gerencial, otro escenario donde Liga también demuestra su valía, preparación y grandeza.

 

Por ahora, jugadas seis fechas del torneo ecuatoriano, Liga de Quito ya consigue un objetivo preliminar: Ser el puntero de un torneo que cada día es más competitivo. No parece poco.

Deja tu comentario: