¿Y Liga juega a?

¿Y Liga juega a?

Quizás es la pregunta recurrente durante todo el año 2011, sin una respuesta clara o aparente, con los bemoles que el fútbol muestra al ganar, empatar o perder. Ahora, tres puntos son tres puntos sea si se los consigue o no y el equipo de Bauza en Loja no los logró.

Desde que inició el partido el equipo lojano fue superior en todo aspecto: planteamiento, físico y forma de juego, siendo ésta última con profundidad y a velocidad, ante un equipo que no supo jamás como pararse en la cancha, marcar a los jugadores, lograr dos pases seguidos o armar una jugada de gol.

Fabio Renato, cumplido el minuto siete de juego, sin marca y ante el desorden, puso en ventaja a su equipo con un derechazo que entró por el ángulo bajo de la mano izquierda de Daniel Viteri…nada que hacer, uno a cero. El empate estuvo cerca, cuatro después, con un remate de Barcos que se fue rozando uno de los verticales el arco de Fernández. Lo demás fue todo lojano.

Cumplidos veintisiete de juego, llegó el dos a cero. Armando “La Bomba” Gómez envió un pase preciso para Eder Vaca quien no tuvo inconveniente para superar a Diego Calderón y definir con categoría. Vale decir que Calderón cruzó hacia la derecha porque N. Araujo y Caicedo no supieron cómo marcar a Gómez antes de la habilitación.

Sin posibilidad clara de reacción o de mejor nivel de juego, Fernández le dijo no a Bieler al atajarle un complicado tiro libre y sobre el final del primer tiempo se discutió sobre un penal no sancionado para la U quiteña por mano en el área de Gómez.

Apenas iniciado el segundo tiempo, Uchuary logró la tercera para Liga de Loja pero no subió al marcador por clara posición fuera de juego. La que sí subió, convirtiéndose en el tres a cero, fue la de Eder Vaca, segunda del partido en su marca personal, tras centro de Feraud.

Los cambios ordenados por Bauza dieron resultado y por eso Liga, con poquísimo, pudo acortar el marcador. Claudio Bieler, al minuto sesenta y dos, en la única jugada de fútbol bien armada en todo el partido logró batir a Fernández y darle esperanza a un equipo que no la tenía.

Cumplidos setenta y tres de tiempo global, Ulises De La Cruz con la cabeza puso el marcador tres a dos luego de un tiro de esquina cobrado por Luis Bolaños. Quedó la sensación de que pudo ser gol olímpico; lo cierto es que a quince del final cualquier cosa podía pasar.

Finalmente lo que ocurrió es que el marcador quedó de esa manera, lo que fue festejado por los compatriotas lojanos como haber logrado un título mundial y están en todo su derecho. En la vereda del frente, aún cuando faltan algunos partidos, parece que la chance de clasificar a la final del Campeonato Nacional sigue esfumándose y quizás pelear por el tercer cupo a la Copa Libertadores sea el nuevo objetivo a esta altura del año; claro, queda la Copa Sudamericana que, por otro lado, será una motivación al pelear por un nuevo título internacional…la pregunta es: ¿cómo?

De todas formas esto sigue siendo fútbol, con todos sus bemoles como dije en las primeras líneas. Jamás, en este deporte, las cosas están escritas de antemano. ¿Es posible creer?

Alineaciones:

LDUL: 1 Fernández, 4 Cumbicus, 21 O. De Jesús, 24 Gómez, 23 Vizcaíno, 18 Feraud, 5 Olivo, 14 Quiñónez (2 Tenorio 92′), 50 Uchuary (15 Hinostroza 70′), 10 Vaca (7 González 84′), 9 Renato.

LIGA:  25 Viteri, 2 N. Araujo, 6 Caicedo, 14 Calderón, 5 Ambrosi, 15 W. Araujo (13. Reascos 45’), 55 Cevallos (11 González 45’), 4 De La Cruz, 18 Hidalgo, 16 Barcos (10 Bolaños 67’),  19 Bieler.

Deja tu comentario: